Ventas en comercios caen 70% en 2020; se espera un panorama sombrío en 2021


Aunado a la temporada baja, las restricciones de movilidad por género y la paralización del Carnaval podrían agravar la situación del sector



Con un escenario distinto por la llegada de la vacuna contra la covid-19 y la disminución del porcentaje de positividad de la enfermedad, a partir de este 1 de febrero Panamá inició la reapertura gradual del comercio al por menor, sin embargo, las perspectivas para el sector no se pintan nada favorables.

Aunado a la temporada baja, las medidas restrictivas de movilidad por género, la paralización de algunas actividades como el Carnaval, que mueve la economía en esta época del año, podrían agravar la situación de la actividad comercial del país y terminar de quebrar algunos negocios, advirtió este lunes 1 de febrero, la presidenta de la Asociación de Centros Comerciales, Nadyi Duque.

“Comenzamos el año 2021 con este cierre que ha impactado y estamos iniciando esta reapertura bajo condiciones y factores muy desfavorables para el sector comercio, sin temporada escolar, sin temporada de ventas del Carnaval, con una restricción de movilidad, con una cuarentena total, bajo esas condiciones va a ser muy difícil que los comercios puedan sobrevivir”, señaló Duque en TVN.

Para Duque es lamentable comenzar el año 2021 con un cierre en el mes de enero, después de tantos planes y perspectivas que tenían de empezar esta reactivación.

Dicho cierre ocasionó que se dejaran de vender aproximadamente $400 millones, lo cual “impacta muchísimo” tomando en cuenta que venían de un cierre en 2020 con muchas “dificultades” luego de casi 10 meses cerrados, expresó Duque.

Destacó que lograron cerrar 2020 con cifras de ventas de un 30% en comparación con lo que se hizo en 2019. Es decir que se reportaron pérdidas por alrededor del 70%, lo cual representó aproximadamente que dejaron de vender $8,000 millones en el año 2020. Los resultados de ventas de 2020 “son cifras alarmantes para el sector”, dijo Duque. Si embargo, “hay que resaltar que ese 30% que logramos en venta fue gracias a que abrimos en una temporada alta, pero ahora estamos en temporada baja, lo cual va a ser un reto para nosotros poder ver cómo nos recuperamos y sobre todo las miles de plazas de empleo que están por perderse en este momento”, sostuvo Duque.

Sustentó que “durante la temporada baja, el tráfico en todos los centros comerciales disminuye un 50% o 60% en momentos regulares, antes de covid-19, pero ahora bajo estas condiciones actuales va a ser de menos del 25% el tráfico que nosotros esperamos tener en este mes”.

Reiteró que “abrir un negocio bajo estas condiciones actuales, de restricción por género, de cuarentena total los fines de semana, va a ser muy difícil la sostenibilidad de los negocios. Ni siquiera da para cubrir los gastos operativos”.

En ese sentido, señaló que muchos han optado por no abrir hasta que se levanten por lo menos las restricciones de género que los está afectando. “Más que ayudarnos (las restricciones de género) lo que nos crea es aglomeraciones de personas, porque el 80% de las compras las realizan las mujeres. Entonces, los días de las mujeres hay una concurrencia, hemos visto que en los supermercados hay aglomeraciones, entonces la medida no es funcional”, afirmó Duque.

En ese sentido considera que se deben “tomar medidas efectivas que sean funcionales; las mujeres necesitan poder comprar mínimo los cinco días de la semana para evitar estas aglomeraciones”.

En ese sentido, hizo un llamado a las autoridades para que esto pueda ser revaluado esta semana, para que los comercios puedan por lo mínimo comenzar a operar sin las restricciones de movilidad por género.

Respecto a la reactivación de contratos, Duque dijo que hoy la mayoría de los negocios comerciales va a empezar a operar con un 20% de la fuerza laboral. Y advirtió que con la situación actual se podrían perder miles de plazas de empleo. “No veo y no puedo hablar con optimismo de que se empiecen a reactivar (los contratos) al ritmo que llevábamos en ese último trimestre del año 2020”, pues “el cierre de enero 2021 nos llevó a hacer replanteamientos y por supuesto a reorganizarnos” .

Según Duque, si se mantienen las restricciones y los factores actuales, solo en los centros comerciales se podrían perder 60 mil plazas de empleo directos, y más de 100 mil indirectos.

“Para nosotros es importante y siempre hemos sido reiterativos en que prevalecer la salud de los ciudadanos panameños es la prioridad. Sin embargo, no podemos dejar de ver de manera paralela el tema de la economía y la reactivación de todos los sectores”, apuntó.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook