Un trozo de un cohete Falcon 9 de SpaceX cae accidentalmente en una granja de Washington


Seguro que alguna vez has visto en las películas de ficción un cohete aterrizando sobre alguna ciudad. Sin embargo, no más lejos de la realidad, este suceso ocurrió el pasado 26 de marzo en los Estados Unidos.

Ambos poseen construcciones de constelaciones con numerosos satélites en órbita terrestre.

La segunda etapa de un cohete Falcon 9 de SpaceX se desintegró sobre Washington y Oregón, dejando un espectáculo de luces en el cielo. A pesar de la entrada atmosférica, no se quemó al completo el cohete, por lo que un considerable trozo terminó estrellándose en el terreno de una granja que está situada al suroeste de Grant (Washington).

El propietario de la granja contactó con las autoridades locales para confirmar que se trataba de restos de una nave espacial que dejó una abolladura de al menos diez centímetros en el terreno.

El diario Tri-City Herald afirma que la pieza carbonizada era un recipiente de menos de dos metros que estaba envuelto en material compuesto para transportar fluidos bajo presión, como el helio.

La imagen de la transmisión en directo se ha congelado cerca del minuto 6.

SpaceX sigue guardando el silencio sobre lo ocurrido, ya que tenían previsto realizar una entrada atmosférica controlada sobre el océano Pacífico y lejos de cualquier zona poblada. Los hechos apuntan a que el motor estaba a falta de combustible, trayendo como consecuencia su aterrizaje incontrolado.

La oficina del sheriff del condado de Grant contactó con la compañía de Elon Musk para recoger la pieza. La autoridad policial puso en redes sociales que “SpaceX ha recuperado un recipiente a presión recubierto de material compuesto de la reentrada del Falcon 9”, haciendo hincapié en que “el propietario de la granja solo quiere que lo dejen en paz”.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.





MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook