Un extraño, un maletín y los comicios del Comité Olímpico


Controlar el Comité Olímpico de Panamá (COP) es una tarea que se habrían impuesto algunos políticos y personas allegadas a estos.

Este año –en las elecciones del pasado 12 de diciembre– una nómina integrada por dirigentes deportivos sin aval político se alzó con la victoria para integrar la nueva junta directiva del COP. Pero una de las partes en la contienda habría estado recibiendo el solapado apoyo de quienes ven en apolíticos una amenaza a sus intereses.

Un extraño, un maletín y los comicios  del Comité Olímpico
LA PRENSA

La Prensa entrevistó a personas que votaron en esos comicios: atletas y dirigentes que denunciaron haber vivido o ser testigos de compra de votos, presiones y acoso. Algunos decidieron dar su testimonio a este medio con la esperanza de que se despolitice el deporte, aunque dejaron claro su temor a posibles represalias de parte del Instituto Panameño de Deportes (Pandeportes).

¿Por qué controlar el COP? Su actual presidente, Camilo Amado, indica que “los comités olímpicos nacionales tienen una capacidad muy importante para gestionar importantes sumas de recursos provenientes de fondos internacionales, de la empresa privada y de gobiernos”.

En muchos países, son los que gestionan y velan por las necesidades de apoyo que reciben atletas de alto rendimiento. “Esto significa que en estos países reciben grandes cantidades de fondos del Estado”, explicó.

Además, el COP tiene un puesto –y voto– en el consejo de Pandeportes. “Es una voz importante y que puede ser incómoda. Sin una junta directiva independiente en el COP, existe el peligro de que se convierta en un brazo político más para fines clientelistas y de los partidos de turno”.

Y, como ya se ha visto, esa posibilidad no es remota. Amado explicó que los aros y bates que se pierden, las canchas que se construyen en circuitos electorales u obras cuya culminación depende del interés del político, son ejemplos de cómo los gobiernos usan el deporte para el clientelismo.

El sujeto del maletín

Bajo este panorama se celebraron las elecciones del COP. Y una de las cosas que más inquietud y suspicacia despertó ese día fue la inexplicable presencia en el recinto de votación de un sujeto que, pese a no tener nada que hacer en el lugar, dijo ser un “enviado” de la Presidencia de la República.

Un extraño, un maletín y los comicios  del Comité Olímpico
LA PRENSA

El hecho ocurrió a las 12:45 p.m. del 12 de diciembre pasado. Las cámaras de vigilancia del COP captaron cómo esta persona –un hombre con marcada calvicie y cejas pobladas, de cuyos hombros colgaba un maletín– entró a la sede del COP, donde, de inmediato, fue abordado por la futbolista Mónica Franco, encargada de recibir a los votantes, quienes –además del personal de apoyo– eran los únicos que podían entrar al recinto, pues se prohibió la entrada a otros, acatando normas de seguridad por la pandemia.

Franco advirtió de la prohibición al visitante. Franco no reconocía en él a ningún federado o atleta del pequeño universo de votantes en el que prácticamente no hay desconocidos. Pero varios allí sí reconocieron al sujeto, como se verá más adelante.

“Vengo de la Presidencia, y tengo que entrar”, exigió el hombre, relató Franco a La Prensa. Pero la atleta insistió: “Usted no puede, porque no es miembro votante”. La identidad del sujeto quedó registrada en la bitácora: “Redmundo García”, junto a su número de cédula y su teléfono.

El tal García abandonó entonces el recinto. “Me intimidó y salió. Se dio la vuelta e ingresó a un carro blanco”, recuerda Franco. Al tiempo que lo hacía, García se comunicaba con terceros a través de su celular, en el que tecleaba constantemente. Al parecer –especularon Franco y otros presentes– el sujeto se habría equivocado de lugar de reunión.

El hombre –también captado por las cámaras de video, tras retirarse de las oficinas del COP– abordó una camioneta Prado blanca, pero no para alejarse, sino para instalarse en un restaurante-bar ubicado al lado de las instalaciones del COP, en Llanos de Curundu, tal como se aprecia en los videos.

Al lugar donde se instaló García fueron votantes, como el presidente de la Federación Panameña de Baloncesto, Jair Peralta, quien –tras salir del COP– se dirigió al lugar donde estaba García. Consultado, Peralta indicó que “fui a comprarme una soda”, y que desconocía al sujeto. “Usted me disculpa, pero yo no tengo nada que decirle. Saque lo que usted quiera”, dijo a La Prensa.

Peralta, así como el asesor legal de la Asamblea Nacional y presidente de la Federación Panameña de Natación, Franz Wever Zaldívar, secundaron la nominación de Saúl Saucedo y su equipo para dirigir los destinos del COP, de acuerdo con los formularios de nominaciones de la organización olímpica.

El ‘enviado’

En la bitácora del COP aparecía el nombre del sujeto: Redmundo García. Sin embargo, fue reconocido por algunos de los que lo vieron al entrar. El sujeto –contaron testigos a La Prensa– era Edmundo Enrique García Molino, hermano del viceministro de la Presidencia, Carlos García Molino.

Edmundo García es abogado permanente en la Asamblea Nacional (AN), con el cargo de “asesor legal”, revela la planilla.

El sujeto que se registró en la bitácora del COP dice llamarse “Redmundo García”, es decir, una “R” antes de Edmundo. Su número de cédula es igual a la de Edmundo García, salvo por un dígito, si se compara con la cédula de García Molino que aparece en la planilla de la AN. El teléfono aportado por él en la bitácora comunica permanentemente con una grabadora, comprobó este medio tras varias llamadas.

En vista de que el sujeto fue reconocido cuando fue al COP, La Prensa llamó durante tres días, en múltiples ocasiones, a la AN para localizar a García. No fue posible contactarlo, razón por la cual este medio le dirigió la pregunta a su correo electrónico y le dejó un recado a través del jefe de comunicaciones de ese órgano del Estado.

La Prensa pudo averiguar que García trabaja para el diputado Sergio Chello Gálvez. Entonces, este medio se comunicó con Gálvez, a quien se le dejaron dos mensajes de texto describiendo el motivo de la llamada a su asesor, y solicitándole el número telefónico de García.

Gálvez prometió que García respondería la llamada, pero no lo hizo. “Es un 6612 algo su teléfono. Él te va a llamar”, se comprometió Gálvez. La Prensa insistió –sin éxito– que suministrara el número telefónico de su abogado. También le facilitó los números de contacto para que García se comunicara con La Prensa. No lo hizo.

Igualmente, este medio trató de comunicarse con la Secretaría de Comunicación del Estado, en la Presidencia de la República, durante una semana. Luego de, al menos, cinco llamadas, mensajes y correos, nadie respondió si la Presidencia había enviado a alguien a las elecciones del COP, tal como se había anunciado el propio García.

La Prensa también le dejó mensajes de texto y llamó al vicepresidente de la República y ministro de la Presidencia, José Gabriel Gaby Carrizo, con las mismas interrogantes. Tampoco respondió.

Reñida votación

¿Qué está en juego? Pues, no solo el liderazgo del COP –una entidad independiente de Pandeportes–, sino el apoyo económico internacional y local (de Pandeportes) que recibe para los atletas locales.

En las elecciones de este mes, dos nóminas se disputaron el liderazgo del COP: “Sueño Olímpico Panamá”, liderada por Damaris Young, quien se ha desempeñado como asesora legal del COP; y “Los Atletas Primero”, presidida por Saúl Saucedo, médico en la clínica de la Asamblea Nacional, y a quien se le conoce como médico personal del diputado Benicio Robinson, presidente del PRD.

La nómina de Young la integran Emilio Wong (tenis de mesa); Ana Mae Orillac (equitación); Tomás Cianca (boxeo); Marco Ostrander (remo); José Álvarez (bolos); José Carrillo (ajedrez) y Eduardo Frías (karate).

La de Saucedo, el exdiputado Luis Barría (tiro con arco); el diputado PRD y hermano del subdirector de Pandeportes Fernando Arce Mendizabal (fútbol); Danilo Velasco (sóftbol); Ramón Cardoze, hijo (balonmano) funcionario de Pandeportes; Mario Quintero (atletismo); Emer Samudio (ciclismo) y Lutgardi Arrue (pentatlón). (Ver gráfica).

El ministro de Salud, Luis Francisco Sucre –que pospuso las elecciones del COP del 5 de diciembre al 12 de diciembre pasado– es parte de la directiva del Club de Pentatlón Moderno Jenny Shuever, que preside, precisamente, Arrue, miembro de la nómina de Salcedo.

Con todo y el peso político de la nómina de Saucedo, la que lideró Young ganó las elecciones con 37 votos, uno más que los que obtuvo Saucedo. Sin embargo, Young no ha sido declarada electa, y está pendiente la definición de una segunda ronda para el puesto de secretario y que se resuelva la objeción para en la elección del tesorero.

Según los estatutos del COP, se requiere el 50% más uno (38 votos), de los votos válidos emitidos. La Comisión Electoral Independiente no proclamó a Young al considerar que no se cumplió este requisito, por contabilizar un voto en blanco como válido. Sin embargo, el Comité Olímpico Internacional precisó en una carta que los votos en blanco “no deben ser contados como válidamente emitidos”.

Saucedo ha denunciado en los medios “irregularidades” en las elecciones del COP. Lo hizo, por ejemplo, el diario Metro Libre. En tanto, deportistas que apoyan a Young también lo han hecho. Sus denuncias giran en torno a presiones, amenazas y supuestos sobornos, con el fin de lograr el respaldo de la nómina que respalda la dirección de Pandeportes, atribuido a Saucedo, dijeron a La Prensa.

¿Independencia?

Otro que es señalado por los deportistas como acosador, que buscaba el voto para favorecer la nómina que respalda la entidad es Gustavo Padilla, asesor legal de Pandeportes.

Padilla –exboxeador bocatoreño– también fue abogado en 2018 de la Federación Panameña de Béisbol, tal como lo evidencia la resolución 027-2018 de Pandeportes.

Padilla es, además, directivo de otras dos organizaciones deportivas que preside Saúl Saucedo: Organización Nacional para la Preservación de Glorias del Deporte Panameño y la Organización Nacional Antidopaje de Panamá, inscritas en agosto 2020 en el Registro Público.

“Son cosas separadas. No me inhabilita para nada… ¿Que es mi amigo? Obviamente, el doctor Saucedo es mi amigo, pero que él me diga que vaya en contra de algo, no. Yo estoy cumpliendo la ley. En casa me enseñaron a ser rectilíneo. Así como cuando me subo a un ring, nadie me va a señalar a mí a que haga o deshaga”, dijo Padilla, a La Prensa.

Esta nota fue modificada a las 12:37 m.d. del miércoles 6 de enero de 2021, Se escribió; Padilla –exboxeador bocatoreño– también fue abogado en 2018 de la Federación Panameña de Béisbol, tal como lo evidencia la resolución 027-2018 de Pandeportes. Lo correcto es: Padilla –exárbitro de boxeo bocatoreño– también fue abogado en 2018 de la Federación Panameña de Béisbol, tal como lo evidencia la resolución 027-2018 de Pandeportes.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook