Un artista italiano es capaz de pintar todo tipo de animales sobre piedras y el resultado es espectacular


El arte está presente en cualquier momento de nuestra vida diaria. El artista Roberto Rizzo crea increíbles diseños inspirados en el reino animal sobre piedras de río. Prácticamente, no existe ninguna criatura que el artista no pueda plasmar en las piedras.

Siempre ha creído que las piedras tienen alma y, haciendo uso de su talento natural como pintor, ha logrado convertir las piedras en verdaderas obras de arte que, si te descuidas, podrías pensar que van a moverse en cualquier momento. Rizzo lleva a cabo estas prácticas desde 1996 y ya es todo un experto en la búsqueda de las mejores piedras en las que lograr plasmar sus ideas.

Los mamíferos son la inspiración más adecuada para el pintor italiano, pues sus características físicas son adecuadas tanto para piedras de río blandas como para piedras con formas extrañas: “Los mamíferos son los temas ideales para pintar sobre las piedras. La mayoría de ellos tienen el pelaje espeso y la costumbre de ponerse en cuclillas“. Las aves, sin embargo, son, por lo general, más complicadas de plasmar y requieren más imaginación.

Por su parte, los peces son el desafío más difícil para Rizzo, pues requieren unas características muy específicas que pocas veces se encuentran en las piedras aunque, a pesar de eso, la naturaleza siempre hace de las suyas y el artista logra hacerse con la roca perfecta para convertirla en lienzo.

Pintar pájaros y reptiles en piedra es un verdadero desafío. Con la excepción de las rapaces nocturnas como los búhos y lechuzas, que tienen un cuerpo compacto y que son más fáciles de ‘insertar’ en la piedra, para todas las demás especies, la imaginación y la experiencia juegan un papel clave“, explica el artista. “Las piedras aptas para peces son bastante raras, pero cuando tengo la suerte de encontrar una, ¡no veo la hora de ponerme a trabajar!”.

El material del pintor se basa en el uso de pigmentos acrílicos de alta calidad y pinturas muy resistentes al paso del tiempo, pero recomienda a los coleccionistas que mantengan sus obras alejadas del contacto directo con los elementos, pues ninguna obra pintada puede resistir a fuertes lluvias o luz solar directa durante demasiado tiempo.

Tras 25 años de experiencia, Rizzo se ha convertido en uno de los pintores de piedra más importantes del mundo. Cada una de sus creaciones está pintada a mano y, por tanto, es única pues, aunque pueda reproducir varias de sus obras, no hay dos idénticas.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook