Trump firmó nuevo plan de alivio económico tras bloquearlo durante días


La firma de Trump llega después de que dos programas federales, que comprendían prestaciones para los desempleados, expiraron en la noche del sábado, dejando a 12 millones de estadounidenses expuestos a la fuerte crisis económica.

El presidente Donald Trump firmó este domingo el plan de alivio económico que proporciona 900.000 millones de dólares, paquete considerado esencial para enderezar el rumbo de la primera economía mundial, fuertemente golpeada por la pandemia de coronavirus. La decisión supuso un cambio repentino para el mandatario, quien se negó durante días a firmar este proyecto de ley que fue aprobado por el Congreso el 21 de diciembre.

Trump suscribió el proyecto de ley por valor de 2,3 billones de dólares la tarde del domingo en su residencia de Mar-a-Lago (Florida). Ese paquete, conocido como omnibus, incluye el segundo plan de estímulo aprobado este año en EE.UU. y 1,4 billones de dólares para financiar la Administración hasta septiembre de 2021.

“Firmo este paquete de omnibus y covid-19 con un mensaje rotundo que deja claro al Congreso que los puntos de la ley que suponen un derroche tienen que retirarse” del texto, señaló Trump en un comunicado. El mandatario aseguró que, a pesar de que está firmando el proyecto de ley, todavía espera que el Congreso apruebe un cambio en el punto que contempla el envío de un pago único de 600 dólares a millones de contribuyentes para compensar los estragos de la pandemia.

Trump también aseguró que devolverá al Congreso el plan de financiación de la Administración con partes subrayadas para que se hagan cambios, pero no está claro que los legisladores vayan a modificar nada.

Ver más: ¿Qué pasaría si Donald Trump no firma el paquete de ayuda económica?

Con todo esto, la firma de Trump llega después de que dos programas federales, que comprendían prestaciones para los desempleados, expiraron en la noche del sábado, dejando a 12 millones de estadounidenses expuestos a la fuerte crisis económica. La demora de Trump implicará retrasos a la hora de gestionar nuevamente este tipo de beneficios para los estadounideses.

De hecho, días atrás Michele Evermore analista de políticas senior de la Ley Nacional de Empleo, le explicó al New York Times que incluso si el mandatario firmara el proyecto el sábado, los estados aún necesitarían tiempo para reprogramar los sistemas informáticos.

Ver más: China aprueba sanciones más severas por violaciones del mercado de capitales

“Los estados no pueden pagar beneficios antes de que se firme el proyecto de ley, lo que significa que si el presidente no firma antes del sábado, los beneficios no se reiniciarán hasta la primera semana de enero. Pero aún así terminarán a mediados de marzo, recortando efectivamente la extensión de 11 a 10 semanas”, se lee en un análisis del diario estadounidense.

¿Por qué la indecisión de Trump?

Durante varios días, el presidente rechazó el paquete aprobado por el Congreso y pidió, entre otras cosas, que se aumenten de 600 a 2.000 dólares los pagos directos a los contribuyentes. Trump calificó el alivio como una “vergüenza” y dijo que los pagos de 600 dólares incluidos en las ayudas son “ridículamente bajos”.

¿Qué ofrece el paquete de ayudas?

Además de los pagos directos, el rescate incluye un subsidio al desempleo de 300 dólares semanales, 325.000 millones de ayuda a las empresas (275.000 de ellos para el pago de nóminas), 45.000 millones para los sistemas de transporte público, 82.000 millones para escuelas y miles de millones en cupones de comida, ayudas a arrendatarios y para la distribución de vacunas.

Con información de Efe*



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook