Tres muertes lleva en EE.UU. el raro virus trasmitido por mosquitos que afecta el cerebro


El Departamento de Salud de Rhode Island (EE.UU.) informó este lunes sobre el fallecimiento de un hombre de 50 años que contrajo la llamada encefalitis equina del este (EEE, por sus siglas en inglés). Esta se convierte en la tercera muerte en el país este año por causa de esa rara y peligrosa enfermedad trasmitida por mosquitos.

En un comunicado de prensa, las autoridades sanitarias señalaron que el paciente, originario de West Warwick, murió el 8 de septiembre. Días antes, el 30 de agosto, se había dado a conocer el caso e informado públicamente de su estado crítico. Se trata del primer humano infectado desde 2010 y la primera víctima mortal desde 2007 en ese estado.

Rhode Island ha advertido de la existencia de un “riesgo crítico” frente al virus, por lo cual ha iniciado una serie de fumigaciones aéreas en varias partes del territorio, entre ellas un sitio donde fueron detectados dos mosquitos portadores y un caballo infectado.

El viernes pasado, el gobierno del condado de Kalamazoo (Michigan) confirmó la muerte de otro individuo por la misma enfermedad, luego de que se detectara un total de tres contagios en todo el estado. Poco más de una semana antes, Massachusetts había informado sobre el deceso de una mujer de 59 años, el cuarto caso confirmado de EEE en humanos durante 2019 en ese estado.

Un virus raro pero mortal

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. explica que la EEE rara vez afecta al ser humano. Su aparición en el organismo provoca dolor de cabeza, fiebre alta, escalofríos y vómitos. En casos graves, la encefalitis puede derivar en convulsiones y coma, y en cerca de un tercio de los pacientes llevar a la muerte. Muchos de los que sobreviven padecen luego de daños cerebrales con secuelas neurológicas.

No existe una vacuna específica para la encefalitis equina del este. Los antibióticos no son efectivos contra el virus y no se han descubierto medicamentos antivirales efectivos. Para disminuir los riesgos, los expertos recomiendan: 

  • Drenar botes de basura, macetas o cualquier recipiente que pueda acumular agua de riego o lluvia
  • Vaciar y limpiar con regularidad los bebederos de aves y otras mascotas
  • Mantener las piscinas en buen estado y adecuadamente cloradas
  • Usar repelente sobre la piel y la ropa
  • Vestir prendas que cubran las extremidades, sobre todo en lugares donde haya mayor exposición a esos insectos

De acuerdo con las estadísticas, en EE.UU. se diagnostica un promedio de siete casos al año. La mayoría de ellos se reportan en Massachusetts, Nueva York y Carolina del Norte. El virus suele trasmitirse con más frecuencia en zonas pantanosas y regiones costeras cálidas. Podría existir la posibilidad de que la EEE, al igual que otras dolencias más comunes cuyo vector es un mosquito, se vuelvan más frecuentes y se extiendan por otras áreas del país, principalmente debido a los efectos del cambio climático.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook