Tianwen-1, la primera sonda a Marte de China, entra en la órbita del planeta rojo este miércoles


Se cumplen 202 días de vuelo espacial. Desde que el pasado 23 de julio de 2020 Tianwen-1, la primera sonda a Marte de China, saliera del Centro de Lanzamiento Espacial Wenchang en la provincia de Hainan, en el sur del país, ha recorrido más de 465 millones de kilómetros y se ha alejado de nuestro planeta Tierra 184 millones de kilómetros.

Durante este fin de semana hemos podido ver una impresionante fotografía que la sonda ha enviado del planeta rojo. La imagen fue tomada a 2,2 millones de kilómetros de distancia, aunque Tianwen-1 ya está un poco más cerca de llegar a su destino. De hecho, se espera que alcance el campo gravitacional marciano y lleve a cabo la maniobra de frenado alrededor del 10 de febrero.

Primera imagen de Marte tomada en blanco y negro por la sonda china Tianwen 1.
Primera imagen de Marte tomada en blanco y negro por la sonda china Tianwen-1.
CNSA

De cumplirse las expectativas, sería la primera sonda china que entra en la órbita de Marte. “La misión Tianwen-1 es el primer paso para que el país lleve a cabo de forma independiente la exploración interplanetaria”, afirma la página web de la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA). “Dará vueltas, aterrizará y patrullará Marte”, añaden.

¿Cómo será el proceso para entrar en la órbita de Marte este miércoles? La nave espacial de cinco toneladas quemará sus motores para reducir la velocidad del vehículo lo suficiente como para ser capturada por la atracción gravitacional de nuestro planeta vecino.

El robot de hielo aún está en una fase muy inicial.

La gran distancia entre la Tierra y Tianwen-1 significa un retraso en las comunicaciones de alrededor de 10 minutos. Esto significa que la nave espacial deberá ejecutar comandos para iniciar el frenado por sí misma, con instrucciones enviadas con anticipación desde el Centro de Control Aeroespacial de Pekín.

Una vez en la órbita, la sonda se preparará para aterrizar. Su objetivo es hacerlo a mediados de mayo de 2021. El orbitador comenzará a tomar imágenes del lugar que actualmente es el candidato principal para el aterrizaje, dentro de la enorme cuenca de Utopia Planitia, al sur de donde previsiblemente lo hará el Viking 2 de la NASA también alrededor de mayo.

El rover Perseverance aterrizará en febrero en Marte.

Una vez llegue a Marte, comenzará la misión de reconocimiento de China. Tianwen-1 está compuesta por un orbitador y un dispositivo de patrulla de aterrizaje, el cual incluye un módulo de entrada y un rover de 240 kg para recorrer el planeta rojo. El país asiático está llevando a cabo actualmente una votación pública de 40 días para seleccionar el nombre de su rover. Los tres nombres más populares se enviarán a un comité para la elección final.

Si el aterrizaje del rover con energía solar se hace con éxito, este se dedicará a investigar las características del suelo superficial y la posible distribución del hielo de agua con su instrumento de radar de exploración del subsuelo de Marte. También lleva cámaras e instrumentos panorámicos y multiespectrales para analizar la composición de las rocas.

Mientras, el orbitador Tianwen-1 estudiará la superficie del planeta rojo con cámaras de resolución media y alta y un radar de sondeo, y realizará otras detecciones con un magnetómetro y detectores de partículas.

Imagen de archivo de Starship durante su primera prueba en septiembre de 2019.

En la actualidad, la sonda ha completado “la cuarta corrección intermedia de la sección de transferencia de fuego terrestre para garantizar que la captura de Marte se implementara según lo planeado”. Todos los sistemas funcionan normalmente según la última actualización de la CNSA.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook