Régimen de Maduro alertó a Alex Saab sobre no revelar “información clasificada” a EEUU



 

 

Jorge Arreaza, vocero diplomático del chavismo, advirtió a Alex Saab, un empresario cercano a Nicolás Maduro que enfrenta la extradición a Estados Unidos, que no coopere con las autoridades estadounidenses, según un documento presentado en un tribunal norteamericano por los abogados de Saab.

Saab, un ciudadano colombiano acusado por fiscales estadounidenses de lavado de dinero en relación con un acuerdo supuestamente corrupto para obtener suministros para el programa de subsidio de alimentos administrado por el régimen de Maduro, fue arrestado en junio pasado en Cabo Verde de conformidad con una notificación roja de Interpol. Está luchando contra una solicitud de extradición de Estados Unidos.

En una presentación el jueves por la noche ante el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Florida, los abogados de Saab argumentaron que no debería ser considerado un fugitivo de la justicia estadounidense porque el régimen de Venezuela lo nombró un “enviado especial” en 2018.

Los abogados incluyeron una carta enviada a Saab el 1 de julio por Arreaza mientras Saab estaba detenido en Cabo Verde. Se dirigió a él como el “Representante Especial ante la República Islámica del Irán” del país sudamericano y señaló que Saab tenía información considerada “clasificada” por Venezuela.

“Si lo extraditan a Estados Unidos, lo presionarán, ya sea legítimamente o no, para que revele esa información”, escribió Arreaza. “Usted está sujeto a la ley venezolana y tiene el deber de mantener una estricta confidencialidad con respecto a la información clasificada que posee”.

El Palacio de Miraflores no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

En el momento de su arresto, Saab se dirigía a Irán para negociar envíos de combustible y suministros humanitarios a Venezuela, dijeron previamente sus abogados a Reuters. Su avión se había detenido en la nación del archipiélago frente a la costa de África occidental para repostar.

Irán envió más de 2 millones de barriles de combustible el año pasado para ayudar a resolver la escasez de gasolina en Venezuela, cuya industria petrolera está bajo sanciones estadounidenses.

Con información de Reuters



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook