Rebel Wilson y su asombroso cambio de vida: sus motivos





















Rebel Wilson y su gran transformación en 2020 Crédito: Instagram







“¿Quién está conmigo para hacer algunos cambios positivos este año?”, preguntó Rebel Wilson ni bien comenzaba el 2020 en su cuenta de Instagram. Lo cierto es que -once meses después- sus intenciones no quedaron plasmadas en un simple posteo en redes sociales sino que su metamorfosis es más que evidente.


















































Al parecer su cumpleaños número 40 fue determinante para que la actriz ponga en marcha su “año de la salud” y logré su tan ansiado objetivo: adelgazar casi 30 kilos. Fue así como, tras combinar una dieta equilibrada con ejercicios y mucha fuerza de voluntad, la australiana disfruta de un gran cambio de vida que incluye una impresionante transformación física y mental. “¡Alcancé mi meta con un mes de sobra! Aunque no se trata del número, se trata de estar saludable, pero necesitaba una cifra tangible para marcarme como meta y esa ha sido la de 75 kilos”, compartía días atrás luego de meses de esfuerzo y compromiso.

































Hacer el clic








Rebel Wilson, feliz de su gran transformación Crédito: Instagram

























Es cierto que Melanie Elizabeth Bownds, más conocida como Rebel Wilson, siempre nos tuvo acostumbrados a cambios radicales en lo que respecta a su imagen. Su llamativo paso del cabello negro azabache al rubio con el que lleva años triunfando en Hollywood ha sido uno de ellos. Si bien nunca le ha preocupado del todo su figura, su lucha contra la obesidad data de hace tiempo. De hecho, en julio de 2011 se convirtió en portavoz de la compañía de nutrición Jenny Craig en Australia, programa con el que perdió más de diez kilos.





Sin embargo, las dietas milagrosas, los efectos rebotes y la falta de compromiso eran parte de un círculo vicioso que frustraba las intenciones de la actriz. Ahora bien, ¿qué ocurrió para que la artista hiciera el verdadero clic? Hubo dos hechos que influyeron de lleno en su nueva metamorfosis: un problema de salud en una de sus piernas mientras esquiaba en Aspen y su transformación en una mujer de cuatro décadas.



































“He estado pensando y en el último tiempo tuve el ‘año de la diversión’, el ‘año del amor’ y este va a ser el ‘año de la salud’ porque cumplí 40 en marzo y nunca me centré realmente en mi salud (…) Comía emocionalmente, y en ocasiones, en exceso porque tampoco me quería lo suficiente. Y todo se reduce a esa autoestima y amor propio”, confesó en una entrevista televisiva.





Si bien cambiar sus “malos hábitos” por otros más saludables le llevó su tiempo (el año pasado se sometió a un tratamiento en el centro de desintoxicación y bienestar VivaMayr), este 2 de enero Rebel se levantó con una decisión en mente: deshacerse de los carbohidratos. El primer paso fue tirar a la basura chocolates, galletitas y snacks, a los cuales embadurnó con jabón para asegurarse de no poder rescatarlos en caso de antojos. “El mejor consejo sin duda es no comprar todos estos productos para así no llevarlos a casa, pero somos humanos. No sean duros con ustedes mismos”, aconsejaba a sus seguidores mientras cumplía con su operativo anti calorías.


















Desde entonces, la actriz de Cats comparte a diario sus esfuerzos para superar sus tentaciones. Mientras recalca que “no hay dietas mágicas”, advierte la importancia de acompañar este proceso con un enfoque holístico que se centre en la salud mental y emocional. “Creo que mi problema era comer emocionalmente para lidiar con el estrés de convertirme en una persona famosa a nivel internacional. Es una responsabilidad que conlleva mucho estrés y mi forma de lidiar con ella fue comer rosquillas”, revelaba en The Drew Barrymore Show sobre los motivos de su sobrepeso.














Sin embargo, lo más llamativo de su relato fue cuando apuntó contra los productores de Ritmo perfecto (Pitch Perfect) por ofrecerle más dinero para que no baje de peso durante el rodaje del film. “La prioridad -no solo la de perder peso- es cambiar los hábitos de mi día a día. Dejar de perpetuar una situación en la que básicamente se me paga un dineral por comer de más”, señaló molesta advirtiendo que su cambio físico inicia también una nueva etapa en su carrera.








En este sentido, la productora que asegura estar trabajando duro para lanzar una de sus películas antes de fin de año, reflexionó: “Todavía me encanta la comedia y obviamente seguiré trabajando en ella, pero originalmente me formé como actriz dramática y esto mucha gente lo olvida. Siento que físicamente tengo que mostrar que soy diferente (…) Me encantan mis curvas y no creo que nunca esté muy delgada, pero me siento mucho más sana (…) No sé si se debe a que cumplí 40 años, pero ahora siento más control. Puedo producir películas, lo cual es asombroso y tengo más control sobre el contenido. Todo parece encajar al fin”.





En cuanto a su plan saludable, la artista aclara que la clave está en equilibrar una dieta con un alto contenido en proteínas con una exigente rutina de ejercicios. “He estado haciendo mucho ejercicio, pero ha sido difícil con las restricciones por el coronavirus porque solo podía salir al parque para acostarme en el suelo y hacer abdominales”, expresó la amante de disciplinas como la natación, el boxeo y el senderismo.








Si bien se muestra satisfecha con sus avances, lo cierto es que hay días más difíciles que otros, los cuales requieren de una mayor fuerza de voluntad. De hecho, a menudo, la cantante suele compartir sus recaídas para motivar a aquellos que se encuentran en la misma situación. “Empecé teniendo un mal día, pero di un gran paseo rodeada de un bonito paisaje, bebí agua…¿Y sabés? Me siento mucho mejor ahora. Todos tenemos días difíciles, pero tomate un respiro, echate una siesta y luego vuelve (…) Trata de esforzarte un poco cada día. Sé que algunos días son frustrantes e infernales, te dan ganas de rendirte, te molesta la falta de progreso, pero te llegarán cosas buenas”, reflexionó ante sus ganas de tirar todo por la borda.






Prueba superada




Su misión “healthy” trajo consigo un nuevo estilo de vida, lejos del estrés de los sets y las filmaciones. Con más tiempo para sí misma, Wilson se centró en sus necesidades, en su bienestar e inesperadamente se enamoró. El candidato (a quién presentó públicamente en la Gala de la Salud Planetaria del príncipe Alberto de Mónaco) es Jacob Bush, un multimillonario 11 años menor que ella, con el que vive en una constante luna de miel.








“Él es un caballero, tiene modales de la vieja escuela y la trata muy bien”, aseguran fuentes cercanas a la pareja. Sin embargo, el empresario de 29 años no sólo le robó su corazón sino que se convirtió en un pilar fundamental en su tratamiento. Prueba de esto son las frecuentes imágenes que Rebel comparte en sus redes haciendo ejercicio junto a su galán.








Curiosamente, y a pesar de lo complicado que fue este 2020 para todos, Rebel Wilson lo recordará como el año en que su vida cambió por completo. No sólo por su historia de superación en lo que respecta a su salud física y mental sino por haber encontrado al amor de su vida.









Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS













MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook