“Quizá toca reírse menos y pensar más”


El aspecto femenino siempre es sometido a duras críticas. Si no es por una cosa, es por otra. La última en verse en el ojo del huracán ha sido la actriz Demi Moore, que ha reaparecido en el primer desfile de Kim Jones para Fendi. Lo marcados que aparecen sus labios y pómulos han sido el objeto del debate.

Entre todos los comentarios que se han sucedido en las redes, ha destacado sobre el resto el de la actriz Ana Milán, que no ha dudado en denunciar la presión a la que se ven sometidas las mujeres en su día a día y, más aún, cuando se trata de un personaje público.

“Quizá lo que toca pensar es por qué una mujer de una belleza tan excepcional como Demi Moore prefiere verse así a verse envejecer. Quizá como sociedad estamos haciendo algo mal. Quizá toca reírse menos y pensar más“, ha escrito la española.

Como era de esperar, el comentario de la que fue Olimpia en Física o Química ha generado una gran cantidad de reacciones. “Envejecer es la parte más difícil de la vida”, comentaba un usuario, a lo que la actriz ha contestado: “Yo lo estoy haciendo y me recuerdo más desquiciada a los 20”. “Debería dejarse de juzgar tanto a la mujer, debería dejar de haber tantos estándares de belleza que dicen que cuanto más joven más hermosa, vamos, que el tiempo pasa y eso es fabuloso“, añadía otra internauta.

Además, otro usuario ha recordado un sketch en el que las actrices Tina Fey, Amy Schumer, Julia Louis Dreyfus y Patricia Arquette denuncian con ironía el último día como “mujer follable”: “Un día en la vida de toda actriz en el que los medios deciden que has dejado de ser creíblemente atractiva“, dice Julia, momento que, añaden, les llega rondando los 50 años.

Las palabras de Ana Milán no han dejado indiferente a una generación que viene pisando fuerte y con ánimo de cambiar las cosas. Celebrar la arruga, la cana y el paso del tiempo al natural se han convertido en algunas de las reivindicaciones de un grupo de personas que han crecido bajo los consejos del marketing antiaging y una sociedad que, a menudo, olvida que bajo cada cuerpo hay una persona.





MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook