Pleno aprueba en segundo debate proyecto de ley No. 314; salud mental deberá ser evaluada y certificada por un psiquiatra


Durante la discusión de esta tarde se aprobó la modificación del artículo No. 17. El cual finalmente dice: “La evaluación y certificación médica de la salud mental de una persona es un acto médico, que debe establecerse a través de la expedición de un certificado de salud mental y es de estricta competencia de un médico especialista en psiquiatría con idoneidad expedida por el Consejo Técnico de Salud del Ministerio de Salud, debido a las implicaciones de salud pública, laborales y legales con el objetivo de prevenir y controlar daños a la salud individual, familiar y colectiva”.

El diputado independiente Gabriel Silva, que fue el proponente de esta nueva norma, recordó que era la tercera ocasión que se debatía en segundo debate.

Silva también enfatizó que el Ejecutivo vetó el proyecto de ley y objeto cinco artículos. No obstante, como es una iniciativa importante para la salud mental de la población se aceptaron las modificaciones sugeridas por el Ejecutivo.

“El proyecto de ley busca algo sencillo, que es el bienestar de la salud mental de la población”, reiteró Silva.

Añadió que otros objetivos de esta norma son que se le destine presupuesto y que se reconozca como un derecho humano. “Que se establezca como una prioridad”.

Silva planteó ante el pleno que las certificaciones sobre la salud mental deberán ser más elaboradas y detalles en las diferentes reglamentaciones que se efectúen.

El diputado independiente se mantiene en que la propuesta es que el personal idóneo de salud mental es quien debe certificar.

Hace cuatro días la Sociedad Panameña de Psiquiatría emitió un comunicado en el que lamentó que se haya desvirtuado la discusión del artículo No. 17 del proyecto de ley No. 314 sobre la salud mental.

En un comunicado de la asociación lamentó que la discusión sobre este artículo se desvirtúe, pasando del acceso a la educación y al trabajo de los pacientes con enfermedad mental, a una discusión sobre quienes certifican la salud mental.

“Es lamentable tener que acostumbrarnos a estas incongruencias en la Asamblea Nacional”, dijo el gremio de psiquiatría.

Por su lado, en su cuenta de Twitter, la psicóloga Vali Maduro, calificó como lamentables los comentarios de la Sociedad Panameña de Psiquiatría

Recordó que por años profesionales de ambos gremios han trabajado en conjunto complementando sus conocimientos en beneficio de la salud mental.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook