Panameños frente a megaobras


Mientras los medios de comunicación hacen eco de todas las megaobras existentes y por venir, la primera pregunta que debemos hacernos es ¿qué acciones está ejecutando el Gobierno para impulsar y asegurar estas plazas de trabajo para los panameños?.

Mientras los medios de comunicación hacen eco de todas las megaobras existentes y por venir, la primera pregunta que debemos hacernos es ¿qué acciones está ejecutando el Gobierno para impulsar y asegurar estas plazas de trabajo para los panameños?

Si bien es cierto, las leyes panameñas protegen y dan exclusividad para ejercer aquellas profesiones reguladas involucradas en esta actividad, tales como ingenieros, arquitectos y abogados, entre muchos más, la realidad que se vive es que la mayoría de las grandes empresas envueltas en esto vienen con su propio personal de consultores, asesores e inclusive trabajadores en ramas especiales, los cuales por su experticia en otros países por ya realizar este tipo de obras y el dominio del idioma inglés, toman preponderancia y ventaja sobre el profesional panameño, situación que limita en mi percepción el valor agregado que pueda tener nuestro nacional.

En algunos casos inclusive, el personal panameño dentro de estas obras debe luchar el doble por ser reconocido y lograr en el tiempo un aumento salarial, proporcional con el trabajo desempeñado. Como también sufren un desgaste constante, precisamente por tener que explicar a los trabajadores extranjeros las reglas y los procedimientos en Panamá, de carácter obligatorio, de lo cual algunas nacionalidades detrás de estas megaobras tienden a asimilar con dificultad durante todo el proceso de construcción, precisamente en su mayoría por la barrera del lenguaje y la cultura.

Mientras el ministro consejero para la Facilitación de la Inversión Privada nos habla de atraer inversiones extranjeras, dinamizar los “hubs”, generar más plazas de trabajo y aprovechar las fortalezas del país, debe contemplar también hacer programas especiales para desarrollar, capacitar, reforzar, impulsar y potenciar el talento de nuestros profesionales.

Principalmente para crear un mayor impacto en el sector referente a las megaobras, de manera tal que los empleos y los beneficios generados, gracias a su rol facilitador puedan estar realmente asegurados de forma continua y remunerados correctamente.

Mejorar la educación y al profesional panameño es parte de hacer una plataforma segura para las inversiones, por lo tanto recomiendo, que este tema no sea olvidado o postergado, y se tome con la importancia que merece, pues de lo contrario perderemos posiciones a falta de competitividad y eficiencia.

Asesora legal y de Permisos para Proyectos de Construcción y Negocios.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook