Los precios moderan su caída y cierran 2020 en el -0,5 % por la energía


El índice de precios de consumo (IPC) se sitúa al cierre del año en el -0,5 % interanual, una caída tres décimas más moderada que la de noviembre por el encarecimiento de la electricidad y los carburantes.

De confirmarse este dato, adelantado este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el próximo 15 de enero, el IPC acumularía nueve meses consecutivos de descensos y cerraría el año muy lejos de los incrementos registrados al término de 2019 (0,8 %), 2018 (1,2 %), 2017 (1,1 %) y 2016 (1,6 %).

2020 comenzó en el 1,1 % de IPC, con el estallido de la pandemia de Covid-19 en marzo se quedó plano, y llegó a desplomarse hasta el -0,9 % en mayo, para tener después altibajos que le hundieron de nuevo en el -0,8 % en octubre y noviembre.

Ahora bien, el encarecimiento de la electricidad, que se abarató hace un año, y de los carburantes y combustibles, superior al de diciembre de 2019, ha sido el factor principal que ha determinado la moderación de la caída interanual de diciembre.

En la evolución mensual, los precios subieron un 0,2 % respecto a noviembre, una tendencia al alza que contrasta con las caídas mensuales registradas en diciembre de 2019 (-0,1 %) y de 2018 (-0,4 %), así como con la estabilidad de 2017. Mientras que el índice de precios de consumo armonizado (IPCA) cerró el año en el -0,6 % interanual, caída dos décimas más moderada que la de noviembre.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook