Los empleados de Google crean su propio sindicato de trabajadores tras varios años de protestas


Los empleados de Google y la empresa matriz Alphabet han anunciado este lunes la creación de un sindicato. El Alphabet Workers Union,como será llamado el sindicato, tiene como objetivo abordar temas como el salario, la discriminación y los tipos de trabajo que realiza Google.  

Según informa Bloomberg, Alphabet Workers Union estará abierto a todos los empleados y contratistas, independientemente de su función. Recaudará cuotas, pagará al personal de la organización y tendrá una junta directiva elegida.

El nuevo sindicato cuenta con el apoyo de más de 200 trabajadores y de Communications Workers of America para formar parte de la reciente iniciativa conocida como CODE-CWA (Campaña para Organizar Empleados Digitales).

“Contrataremos organizadores capacitados para asegurarnos de que todos los trabajadores de Google sepan que pueden trabajar con nosotros si realmente quieren que su empresa refleje sus valores”, explicó Dylan Baker, ingeniero de software de Google, en un comunicado.

El anuncio del sindicato, escrito por los dirigentes Parul Koul y Chewy Shaw, publicado en The New York Times, explica que las quejas laborales de la empresa habían sido rechazadas por los ejecutivos de Google en varias ocasiones.

“Cada vez que los trabajadores se organizan para exigir un cambio, los ejecutivos de Alphabet hacen promesas simbólicas, haciendo lo mínimo con la esperanza de aplacar a los trabajadores”, explican la presidente y vicepresidente del Alphabet Work Union, en la carta publicada en The New York Times.  

“Para un puñado de ejecutivos adinerados, esta discriminación y un ambiente de trabajo poco ético están funcionando como se esperaba, a costa de trabajadores con menos poder institucional” apuntan. 

El éxito del nuevo sindicato de Alphabet podría significar la limitación de la autoridad de los cargos directivos además de garantizar que los empleados trabajen con un salario justo, sin temor a abusos, represalias o discriminación.

Si la organización logra consolidarse, una de las ideas es que cada miembro aporte el 1% de su salario anual al grupo. Entre los principales destinos de esa financiación, se destacan los honorarios legales para los letrados que representen a los trabajadores y otros gastos de logística.

Protestas en 2018

Google se ha enfrentado con algunos empleados en los últimos años por contratos con el ejército, el trato diferente de los trabajadores subcontratados y el pago de 90 millones de dólares a un ejecutivo expulsado por presunto acoso sexual. Por otra parte, las continuas protestas de los trabajadores de la empresa en 2018 obligaron a la firma a dejar que un contrato de inteligencia artificial del Pentágono caducara. Además, los levantamientos de empleados también llevaron al gigante tecnológico a limitar el uso del arbitraje forzoso ese mismo año.

Siempre hemos trabajado mucho para crear un lugar de trabajo en el que nuestro personal se sienta respaldado y recompensado. Por supuesto, nuestros trabajadores cuentan con una serie de derechos laborales protegidos que apoyamos pero, como siempre hemos hecho, seguiremos manteniendo un diálogo directo con todos ellos”, asegura por su parte Kara Silverstein, directora de operaciones de personas en Google.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook