Los demócratas desmontan la defensa de Donald Trump | Noticias Univision Política


La defensa del exmandatario había expresado que estos derechos de la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos lo protegían respecto a un posible castigo por incitar a sus seguidores a perpetuar dichos disturbios el pasado 6 de enero.

Si bien Raskin puso como ejemplo la analogía de gritar falsamente que hay fuego en un teatro abarrotado, tal como suele citarse en contextos legales para demostrar que no todo está protegido por la Primera Enmienda, dejó claro que lo hecho por Trump fue peor porque se trató más bien de un jefe de bomberos que “envía una multitud no para gritar fuego en un teatro lleno de gente, sino para prender fuego el teatro en llamas”.

Raskin indicó que ese jefe de bomberos tendría que ser castigado, pero que Trump dice que se trata de una violación a su derecho a la libertad de expresión “solo porque es pro-fuego o lo que sea”. Con una sonrisa, el representante fue contundente al indicar que “realmente no es necesario ir a la facultad de derecho para entender qué hay de malo en ese argumento”.

El representante fue claro al decir que por más que intenten hacer ver que el expresidente expresó una simple opinión en un mitin con la que no se está de acuerdo y que por eso se busca procesarlo, “eso no tiene nada que ver con la realidad de estos cargos ni con su delito constitucional”.

Raskin recordó que Trump utilizó e hizo valer su influencia para provocar el fervoroso ataque al Capitolio, razón suficiente para no considerarlo como un simple ciudadano estadounidense promedio.

Raskin indicó que Trump no solo alentó a sus seguidores para el ataque, sino que también vio “cómo se extendía el fuego en la televisión con alegría y deleite”.

Porque si bien si un ciudadano tiene la libertad -protegido por la Primera Enmienda- de ir corriendo por la calle mientras expresa su apoyo a enemigos del país o directamente pronunciándose a favor del derrocamiento del gobierno federal, si el presidente hace exactamente lo mismo, Raskin preguntó: “¿hay alguien aquí que dude de que eso sería una violación de su juramento de cargo de preservar, proteger y defender la Constitución?”.

Para sustentar su argumento, Raskin dijo que más de 150 académicos constitucionales han rechazado el argumento de la Primera Enmienda del expresidente, calificándola como “legalmente frívola” en una carta pública, porque no tiene aplicación en un juicio político.

El representante indicó que si Trump rompe el juramento que hizo al ocupar el cargo de presidente “podemos acusarlo, condenarlo, destituirlo y descalificarlo permanentemente de ocupar cualquier cargo de honor, confianza o lucro en los Estados Unidos”.

“Senadores, este no puede ser nuestro futuro. Esto no puede ser el futuro de América”, concluyó Raskin su intervención.

Loading



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook