Líderes religiosos exigen justicia por anomalías en albergues bajo la responsabilidad de la Senniaf


Los líderes religiosos integrantes del Comité Interreligioso de Panamá y miembros de la Red Global de Religiones a favor de la Niñez (GNRC, por sus siglas en inglés) hicieron un llamado a las autoridades a que actúen “con celeridad” ante los presuntos abusos a menores de edad en albergues del país −bajo la responsabilidad de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Senniaf)− y se adjudiquen las responsabilidades correspondientes. Recordaron que como personas de fe tienen la obligación ética “de levantar nuestra voz frente a injusticias y violaciones de este tipo”, especialmente cuándo las víctimas son los más vulnerables.

“Al mismo tiempo, se debe privilegiar la contención y la atención de las víctimas de dichos abusos. El Estado debe tener presente su responsabilidad de garantizar los derechos de niños, niñas y adolescentes”, señalaron en un comunicado, después de que la Comisión de la Mujer, la Niñez, la Juventud y la Familia de la Asamblea Nacional entregara un informe que preparó sobre estas anomalías al Ministerio Público.

Lea también: Ministerio Público ya tiene informe de anomalías en albergues

En medio de este contexto, los líderes religiosos reiteraron su apoyo para la creación de “un Sistema de Garantías y Protección Integral de los Derechos de la Niñez y Adolescencia, una asignatura pendiente de nuestro país”. Esto, con la finalidad de sentar las bases de un sistema que brinde fortaleza a las instituciones competentes y establezca mecanismos que eviten nuevas situaciones de violaciones a los derechos de niños, niñas y adolescentes del país. “Es hora de hacerlo realidad”, plantearon.

“Hoy, queremos manifestar nuestra solidaridad con las víctimas de los abusos y elevar nuestra voz para exigir justicia y solicitar a las autoridades que se tomen las medidas necesarias para que este tipo de vejaciones no vuelvan a ocurrir”, indica el comunicado que lleva la firma del monseñor Julio Murray (presidente del Comité Ecuménico); monseñor José Domingo Ulloa (arzobispo de la Arquidiócesis de Panamá); rabino Gustavo Kraselnik (presidente del Comité Interreligioso); iman Mohamed El Sayed (centro cultural islámico) y Paul Bocanegra (comunidad Soka Gakai Internacional).

Adjuntos

Comunicado COIPA.pdf

Ayer, martes, tras recibir el informe completo de la comisión legislativa, el procurador general de la Nación, Eduardo Ulloa aseguró que están comprometidos con el caso, pues consideró que los albergues “tienen un papel de protección hacia los menores” y que no deben ser vistos como “simples depósitos de niños y jóvenes”.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook