Lenta reanudación del tránsito de carga entre GB y Francia


AP

Algunas mercancías y pasajeros procedentes de Reino Unido comenzaron a llegar a las costas francesas la mañana del miércoles, gracias a un acuerdo con Francia para levantar un bloqueo de dos días impuesto debido a una nueva variante del coronavirus en Gran Bretaña, pero la lenta reanudación del tránsito mantenía varados a miles de camioneros y viajeros del lado inglés.

Muchos todavía tenían dificultades para pasar luego del aislamiento al que se sometió a Gran Bretaña y que suscitó temores de escasez de alimentos en el país.

Los funcionarios advirtieron que el retraso demoraría días en despejarse y los camioneros, frustrados, pelearon con la policía en el puerto de Dover. Algunos aprovecharon para afirmar que el caos apenas fue un aviso de lo que Gran Bretaña podría enfrentar si no llega pronto a un acuerdo comercial post Brexit con la Unión Europea antes de que abandone el bloque el 31 de diciembre.

“Si uno mira a su alrededor, realmente no parece que haya muchos avances por aquí”, opinó Ben Richtzenhaim, un trabajador de servicios financieros que condujo durante la noche desde Escocia con la esperanza de llegar a Alemania en automóvil. “La gente todavía no se está moviendo y las autoridades tampoco están haciendo nada. Así que esto es un verdadero punto muerto”.

Naciones de todo el mundo comenzaron a prohibir la entrada a personas y bienes procedentes de Gran Bretaña durante el fin de semana después detectarse allí una nueva versión del virus que podría ser más contagiosa. El anuncio se sumó a la ansiedad que ya existía en Europa luego de haber sido golpeada por nuevas infecciones y muertes por el virus.

El miércoles, el secretario de Salud británico, Matt Hancock, dijo que otra nueva variante, proveniente de Sudáfrica, había aparecido en Gran Bretaña. Hancock anunció restricciones a los viajes desde el país africano.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook