La ropa que usa deja su marca en el medio ambiente


apuestas y transformaciones a gran escala

Gigantes de la industria de ropa deportiva como Adidas se han trazado grandes metas para aportar soluciones al respecto. En 2017 la firma alemana puso en el mercado un millón de pares de tenis fabricados 100% con plástico recogido de los océanos, en alianza con la organización Parley for de Oceans. Este año produjo 11 millones de zapatos y calzó a varias de las grandes figuras deportivas que representan a la marca para aumentar el interés de compradores.

La ropa deportiva ha realizado en los últimos diez años iniciativas masivas.

Por ejemplo, desde hace dos años, todos los uniformes de los equipos de la liga de fútbol de Estados Unidos –MLS– se elaboran con plásticos, sin tintes ni uso de combustibles fósiles en la elaboración de los productos.

prolongar la vida del envase pet para darle espacio en la moda

Daniel Mitchell, presidente ejecutivo de Acoplásticos, dice que un reto prioritario en materia de economía circular es ampliar el reciclaje de las botellas PET, “que tarda más en degradarse y su demanda es cada vez mayor”. Actualmente, de las 12 millones de botellas PET que produce el país a diario se reciclan poco más de 3 millones. En el sector textil estos plásticos tienen una gran oportunidad de transformación.

Leonisa, por ejemplo, lanzó este año una propuesta junto a Enka para elaborar ropa interior, de playa y deportiva con estas botellas.

Según la marca con dos botellas PET se hace un top, mientras que con cuatro se elabora un leggins.

En Colombia, con botellas PET, se elaboran actualmente edredones, bolsos, camisetas, entre otros.

la ropa hecha con cáñamo de cannabis es una realidad

Hemp Textiles es una empresa que decidió incursionar en el mercado comercializando ropa hecha con cáñamo de cannabis no psicoactivo.

Aunque actualmente trabajan con telas importadas desde China y Nepal, la firma capacita hiladores boyacenses para que aprendan sobre la extracción de la fibra de cáñamo de cannabis y realizar una completa cadena de producción local.Junto a la marca Sstardog Loungerwear lanzó hace dos semanas la primera colección en el país de zapatos, camisetas, sacos, pantalones y hasta tapabocas hechos con este material. “Comparado con el algodón, el cáñamo de cannabis consume significativamente menos agua en su proceso de fabricación y una vez queda el producto textil terminado ofrece una mayor resistencia térmica, mejor absorción y dispersión de la humedad”, le dijo a Efe el gerente de Hemp, Nicolás Vásquez.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook