La policía birmana presenta cargos contra San Suu Kyi y permanece detenida


La premio nobel de la paz, que se encuentra en arresto domiciliario desde que lunes el Ejercito diera un golpe de Estado, se podría enfrentar a una pena de hasta tres años de cárcel por ese delito

}La líder de facto de Birmania, Aung San Suu Kyi, se diponía a participar en las elecciones celebradas en su país, el pasado mes de octubre

La líder de facto de Birmania, Aung San Suu Kyi, se diponía a participar en las elecciones celebradas en su país, el pasado mes de octubreEFE



La Policía de Birmania presentó este miércoles cargos contra la depuesta líder del país, Aung San Suu Kyi, por violar una ley de importación y exportación, por lo que permanecerá detenida al menos dos semanas más.

Según los informes policiales a los que tuvo acceso Efe, la policía acusa a Suu Kyi de haber encontrado en su vivienda un aparato de comunicación telefónica importado ilegalmente y cuyo uso solo está permitido por el Gobierno o el Ejército.

La premio nobel de la paz, que se encuentra en arresto domiciliario desde que lunes el Ejercito diera un golpe de Estado, se podría enfrentar a una pena de hasta tres años de cárcel por ese delito.

La Policía además presentó cargos contra el también depuesto presidente U Win Myint, que está acusado de quebrantar la ley de gestión de desastres naturales, entre los que se incluye la pandemia, al haber desplazado 220 vehículos para visitar algunas zonas junto a su esposa cuando la presencia de la covid-19 prohibía la reunión de más de 30 personas.

U Kyi Toe, miembro del comité central de comunicaciones de la Liga Nacional para la Democracia (LND), confirmó en Facebook los cargos contra el presidente y la consejera de estado depuestos.

Mientras que Win Myint fue interrogado en un centro militar de Rangún, no está claro si Suu Kyi sigue en su residencia oficial en Naipyidó en arresto domiciliario o también ha sido trasladada para ser sometida a un interrogatorio.

La hasta ahora líder de Birmania y premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, pidió el lunes a los ciudadanos que no aceptaran el golpe de Estado perpetrado por el Ejército y que protestaran.

Aunque en las primeras horas tras el golpe el país aparentaba normalidad, en la noche del martes se produjeron las primeras protestas en Rangún, la ciudad más poblada.

Los golpistas declararon el lunes un estado de emergencia para mantenerse en el poder durante un año con la promesa de celebrar elecciones y entregar el poder al partido vencedor en las urnas.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook