La hipersexualización de las mujeres asiáticas y su papel en la violencia contra ellas | Noticias Univision Estados Unidos


El racismo contra esta comunidad no es un fenómeno nuevo en Estados Unidos, pero ha crecido exponencialmente desde hace un año a raíz de la pandemia de covid-19, que tuvo su origen en China. Casi en un 150%, según un informe de la Universidad Estatal de California.

Muchos mensajes en redes sociales después del suceso apuntaban en esa dirección. Pero algunas personas recurrieron a las redes sociales para recordar que se estaba olvidando algo: que las víctimas eran casi todas mujeres. “Violencia de género”, lo llamó la Consejera de Política Nacional de la Casa Blanca, Susan Rice, en su cuenta de Twitter.

Una violencia diaria para miles de mujeres asiático-estadounidenses

“La hipersexualización de las mujeres asiáticas juega un enorme papel en la violencia que enfrentamos. Nos tratan como objetos. Y mujeres asiáticas son asesinadas por eso”, denunció la escritora filipino-estadounidense Christine Liwag Dixon en la misma red social.

Ella, como tantas otras mujeres de origen asiático, lo experimenta a diario. “Tantas veces. Me han preguntando si estoy aquí legalmente o si soy una esposa por encargo. Me han ofrecido dinero a cambio de sexo y me han dicho que eso es para lo único que somos buenas las mujeres filipinas”, relata a Univision Noticias.

Me han dicho que las mujeres asiáticas están hechas para servir al hombre blanco. Me han manoseado en bares y arrinconado en la calle. Me han llamado con todo tipo de insultos raciales, a menudo combinados con insultos sexuales. Me han dicho que me vuelva a China cuando los he rechazado”.

“No soy china, pero a menudo los hombres ven a las mujeres asiáticas como intercambiables”, añade.

Más del 68% de los ataques son contra mujeres

Entre el 19 de marzo de 2020 y el 28 de febrero de este año se reportaron en EEUU casi 3,795 incidentes racistas contra ciudadanos de origen asiático, según el reporte de la organización de referencia Stop AAPI Hate. En más del 68% la víctima era una mujer,

“Eso no nos toma por sorpresa. Incluso antes de la pandemia y de la dinámica de chivos expiatorios que trajo, las mujeres de origen asiático e isleñas del Pacífico experimentaban misoginia racializada de manera rutinaria”, explica Sung Yeon Choimorrow, directora del National Asian Pacific American Women’s Forum (NAPAWF), una organización dedicada a promover y empoderar a mujeres de la comunidad.

“Ahora, nuestra comunidad, y particularmente las mujeres, ancianos y trabajadores poco remunerados se llevan la peor parte de una denigración continua“, afirma Choimorrow.

Casi la mitad de las mujeres asiático-estadounidenses aseguran haber sufrido racismo en los últimos dos años, según un sondeo reciente comisionado por esta asociación.

Contra el estereotipo de la sumisión

El tiroteo del 16 de marzo tuvo lugar en tres centros de masaje ( spas, en inglés). El asesino confeso los conocía bien, los visitó antes del ataque y hasta fue cliente de dos de ellos. Dijo que había matado para “eliminar la tentación” y que era “adicto al sexo”.

Un excompañero suyo contó al diario The New York Times que Robert Aaron Long llevaba tiempo batallando con su adicción y que era un usuario frecuente de centros de masaje, en algunos de los cuales también se ofrece sexo. Las autoridades todavía no han especificado si ese era el caso en alguno de los tres del tiroteo.

“La hipersexualización está en la raíz de la violencia contra las mujeres de origen asiático”, coincide la escritora Christine Liwag Dixon. Y añade: “Las mujeres asiáticas somos vistas a menudo como sumisas y obedientes. A menudo somos tratadas como objetos por los hombres, que tienen esta visión muy estereotipada basada en el racismo pero también en la misoginia“.

Loading



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook