La escasez global de semiconductores obliga a varios fabricantes de vehículos a reducir su producción


El problema se debe en parte a que la industria automotriz ha experimentado una recuperación más rápida de lo esperado en medio de la pandemia.

Las compañías Ford Motor, Toyota Motor, Fiat Chrysler y Nissan dieron a conocer este viernes que reducirán en enero su producción de vehículos debido a la escasez de semiconductores, lo que genera preocupaciones en la industria automotriz para el 2021, informa Reuters.

Varios de los fabricantes de automóviles y de dispositivos electrónicos se enfrentan a una escasez mundial de chips, ya que la demanda de los consumidores por productos tecnológicos se ha recuperado de la pandemia de coronavirus más rápido de lo esperado, provocando retrasos en la producción.

Así, la estadounidense Ford comunicó que dejará inactiva su planta de ensamblaje de Louisville, Kentucky. “Estamos trabajando en estrecha colaboración con los proveedores para abordar las posibles limitaciones de producción, vinculadas a la escasez global de semiconductores”, señaló una portavoz de la compañía.

El 'Google chino' tendría planes de crear una empresa de vehículos eléctricos inteligentes

Por su parte, Toyota recortará la producción de su camioneta pickup Tundra en su planta de San Antonio, Texas. De igual manera, Fiat Chrysler planea retrasar el reinicio de la producción en su planta de Toluca, México, y Nissan tiene previsto reducir la producción de su automóvil eléctrico híbrido, en su planta de Japón.

Varios de los principales proveedores de chips para automóviles han experimentado dificultades para cumplir con las entregas, tras una rápida recuperación del sector automotriz, que se vio afectado por el coronavirus. A esto se suma una fuerte demanda de dispositivos eléctricos como computadoras y consolas de juegos, ya que muchas personas ocupan su tiempo en casa.

La escasez de semiconductores también ha sido influenciada por las medidas adoptadas por reguladores estadounidenses, al poner en su lista negra a grandes empresas chinas del ramo.

Otros fabricantes de automóviles, como Honda Motor y la alemana Volkswagen, también han expresado preocupaciones por la escasez en el suministro de estos productos, indispensables para la producción de los vehículos modernos .



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook