Keylor Navas se impuso con supremacía a Manuel Neuer


El costarricense hizo diez tapadas a lo largo del partido y fue el gran salvador del PSG para llevarse el triunfo de territorio alemán

El duelo entre Bayern Múnich y PSG tenía duelos de mucha expectativa en cada posición del campo pero en la portería era donde más había pues Manuel Neuer y Keylor Navas se iban a ver las caras.

Ya lo hicieron en ocasiones anteriores como en la final de la Champions League de 2019-2020 y ahora les tocaba enfrentarse de nuevo en una serie a dos partidos donde quedaba muy en claro que los delanteros iban a tener que esforzarse mucho por lograr romper el candado que ponen en sus arcos.

Tras los más de 90 minutos de acción en el primer choque, quedó muy en claro que el que salió con la sonrisa en su rostro fue Keylor Navas pues tuvo máxima exigencia por parte del ataque bávaro y detuvo casi todo.

Una y otra vez, el tico logró despejar el peligro de su puerta teniendo intervenciones salvadoras desde el primer minuto de partido cuando le negó una oportunidad al francés Lucas Hernández y muchas otras a jugadores como Thomas Muller, Benjamin Pavard, David Alaba y Joshua Kimmich quienes lo intentaron por todas las vías.

Los números post juego indican que Keylor Navas superó a Manuel Neuer ya que registró 10 paradas de los 12 tiros que le cometieron directos. Estas incluyen desde manotazos espectaculares hasta remates que detuvo gracias a su buena ubicación.

Mientras que en el bando del Bayern Munich, Neuer recibió cuatro tiros directos y encajó tres goles, es decir, solo registró una parada soberbia que fue en un mano a mano contra Neymar, sin embargo, como pocas veces sucede, le anotaron más de los tiros que detuvo el alemán. Incluso en los goles recibidos, el campeón del Mundo de Brasil 2014 demostró que todavía no estaba en calor y no se interpuso al tiro de Kylian Mpabbpe de forma correcta, lo que costó que la pelota le pasara por todo el cuerpo y le diera la ventaja a los parisinos. En los otros dos tantos no se le cuestiona nada y se le da virtud a los rivales por marcar.

En el caso del costarricense, en los goles que le marcaron está eximido de toda culpabilidad pues los cabezazos de Eric Choupo-Moting y Thomas Muller fueron acertados hacia el espacio largo.

Es lógico que los números de tiros recibidos por equipo está condicionado por la propuesta que hicieron los técnicos desde el banquillo, pues el Bayern Múnich al ser local y actual campeón de Europa llevó las riendas del partido, lo que llevó a que generaran el peligro a la trinchera de Keylor. Por su parte, el PSG fue defensivo y apostó a la velocidad en los contragolpes, por lo que crearon pocas opciones pero fueron letales.

Este es el primero de dos compromisos a ida y vuelta en esta serie de cuartos de final y queda garantizado que el próximo martes en el Parque de Los Príncipes este duelo de porteros tendrá una segunda parte donde el espectáculo está garantizado.





MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook