INE rechaza cuestionamientos de analistas tras cambios metodológicos a datos de inflación



El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) rechazó los cuestionamientos realizados por algunos analistas tras los cambios realizados a las series de medición de la inflación.

“No existe ningún error metodológico o de empalme, como se ha expresado en algunos medios, y lamentamos que con este tipo de comentarios y opiniones desinformadas se ponga en duda el patrimonio estadístico de un indicador tan importante y sensible para la economía como lo es el IPC”, señaló el organismo mediante una declaración pública.

A partir de febrero de 2019 se publicó el nuevo cambio de año base asociado al Índice de Precios al Consumidor (IPC) base anual 2018=100. El INE recordó que este cambio de año base obedece a la revisión rutinaria del índice y ocurre cada cinco años desde el cambio de año base 2009, siguiendo los lineamientos definidos por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Con lo anterior, se actualiza la canasta de bienes y servicios que componen el IPC (reflejando cambios en los hábitos de consumo), además de incorporar mejoras tanto metodológicas como operativas.

“Durante la última semana, diversos analistas se han confundido al momento de realizar un correcto uso de las series publicadas por el INE, cuestionando la información divulgada bajo el argumento de la aparente existencia de dos series oficiales del IPC y de errores en la serie empalmada del índice”, afirmó el organismo.

Al respecto enfatizó que “en relación a estos cuestionamientos, como Instituto Nacional de Estadísticas nos preocupa particularmente que los usuarios hagan correcto uso de las series publicadas del IPC, por lo que se publicó una separata técnica que busca aclarar el uso de las series referenciales y empalmadas, denominada Uso de series referenciales y empalmadas del Índice de Precios al Consumidor (información contenida en la metodología del índice)”.

El INE sostuvo que es importante aclarar que la existencia de una serie referencial y una serie del índice vigente durante el año de referencia del IPC (en este caso 2018) es algo que también ocurrió con la entrada en vigencia de la base 2009 y la base 2013, y seguirá ocurriendo con cada cambio de año base del IPC que se realice, ya que corresponde a una condición necesaria para la construcción de un índice de precios tipo Laspeyres de canasta fija.

Es decir, afirmó, durante el año 2018 las variaciones oficiales del IPC se calcularon y publicaron con respecto a la base 2013=100, entonces vigente, mientras que, paralelamente, entre enero y diciembre de 2018, se generaron los índices elementales para la construcción de las series referenciales. “Es por ello que no es posible publicarlas durante ese año y no son oficiales”, aseveró.

De esta forma, añadió, las series referenciales, como se explica en el Manual Metodológico del IPC 2018=100 (Sección 10.5 – Cálculo de año base serie referencial, páginas 61-63), se utilizan para construir el año base de cada serie y deben usarse solamente para el análisis y no para fines de reajustabilidad. Para esto último se debe utilizar la variación resultante de la serie empalmada publicada en el sitio web de la institución la cual mantiene las variaciones mensuales de la base vigente en cada momento del tiempo, indicó.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook