Indiferencia reina en jóvenes que participan en fiestas clandestinas


En una abierta expresión de desafío se han convertido las fiestas de fin de año que se llevaron a cabo en distintos puntos del país, entre populares y exclusivos, a pesar de las restricciones de movilización impuestas por el Gobierno para frenar el aumento de los casos de la COVID-19.

Versión impresa

Portada del día

El director de la Región Metropolitana de Salud, Israel Cedeño, informó que 16 personas, incluyendo un menor edad, que participaban de una fiesta en el sector de “La Porqueriza”, en Río Abajo, fueron conducidas al juez de paz y citados para ser sancionados por incumplir las medidas sanitarias.

Por otra parte, más de 20 personas fueron citadas en San Miguelito por incumplir la cuarentena, específicamente en los sectores de Cerro Batea y Torrijos Carter.

Sobre las celebraciones en áreas exclusivas y de personas solventes, como el video que se subió en redes sociales, de jóvenes en un yate sin respetar ni una medida de bioseguridad, la ministra consejera de Salud, Eyra Ruiz, afirmó que no habrá fuero ni privilegios.

En tal sentido, reiteró que las reuniones de más de 10 personas no están permitidas.

“Que yo sepa en el decreto no hay una diferencia para si estás en una clase social o en la otra. Es igual para todos los panameños”, dijo Ruiz, quien prometió que el Ministerio de Salud (Minsa) hará las averiguaciones al respecto y cuando se realicen las sanciones serán divulgadas.

Indiferencia

Para el sociólogo Fernando Murray este desafío de los jóvenes responde a una sensación de indiferencia, debido a que al conocer que no están entre los grupos de riesgo, actúan de esta forma.’


Familiares e involucrados en la reunión de jóvenes en un yate sin las medidas de bioseguridad, ofrecieron disculpas por su actuación.
Fueron varias las filmaciones subidas a redes sociales en diferentes sectores del país, de todos los estratos sociales, de personas celebrando el inicio de 2021, aunque estuviera prohibido.
En San Miguelito, las sanciones por violar la cuarentena van desde 50 hasta 500 dólares. En otros lugares, también se incluye el trabajo comunitario.
Desde mañana, en Panamá y Panamá Oeste habrá días de salida por sexo. El toque de queda inicia a las 8:00 p.m.

“Han podido internalizar que ellos no pertenecen al grupo etareo de mayor nivel de riesgo y de vulnerabilidad”, explicó.

El sociólogo precisó que esta conducta se pudo haber percibido, en las dos últimas semanas, cuando los centros comerciales estuvieron abarrotados, lo que llevó a establecer días de compra por sexo, en los días previos a la Navidad y Año Nuevo.

“Había que entender esa lectura desde allá. La gente no compró zapatillas ni ropa para tenerlas guardadas”, reflexionó.

Cerco sanitario

Murray fue radical al plantear que si estas actividades festivas no se pueden controlar, una medida para evitar que personas ajenas a estas celebraciones se contagien, sería establecer cercos sanitarios.

“Si estas personas se han ubicado en ciertos sitios en actividades en donde hay posibilidad de contagio, entonces, que se establezcan cercos sanitarios con ellos”, enfatizó.

Murray agregó que esta expresión es subcultural y los jóvenes están insertos en ella, por lo que por más medidas que se tomen, no se puede contener.

“Ha sido una lucha entre la tradición que es fuerte y el contagio”, precisó.

Falta un fin de semana de cuarentena en todo el país, que será el que viene, cuando se conmemora el Día de los Mártires.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock