“Encaramos 2021 con una fortaleza sin igual para invertir en crecimiento y para aumentar la remuneración al accionista”


El presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, ha hecho balance del presente año y su visión del próximo ejercicio en una entrevista publicada en la web corporativa de la entidad bancaria. Vila ha asegurado que este 2020, pese a su complejidad por la crisis del coronavirus, “ha sido un año de logros estratégicos relevantes” y ahora “encaramos 2021 con una fortaleza sin igual para invertir en crecimiento y para aumentar la remuneración al accionista”.

En este sentido, y tras la reciente operación en EE UU y ladecisión del BCE sobre el pago de dividendos, el presidente del BBVA ha considerado “como una opción muy interesante una recompra relevante de acciones”-nunca antes del cierre de la transacción, estimado a mediados de 2021-. 

Torres Vila ha destacado la importancia de la venta de la franquicia en EE UU  y el enorme valor que aflora la operación. A su juicio, BBVA está preparado, por tanto, para “afrontar las dificultades que puedan seguir viniendo” pero también “para invertir de forma rentable en los mercados donde tenemos liderazgo y para incrementar la retribución a nuestros accionistas”.

El dirigente de la entidad bancaria se ha referido también a los motivos que llevaron a finales del mes de noviembre aromper las negociaciones con Banco Sabadell para una potencial fusión. “Era un buen ejemplo de inversión en mercados donde tenemos liderazgo y donde podemos generar valor al accionista. No ha salido adelante porque no hemos llegado a un acuerdo en los términos económicos”, ha indicado. 

Prevé que la recuperación económica llegue a Europa en 2022

Por otra parte, Torres Vila ha calificado la situación económica y sanitaria de “incierta” y aunque se ha mostrado optimista con la vacuna, también ha pedido prudencia sobre cuándo se producirá “la inmunidad que es necesaria para volver a la normalidad”. Ahora “es importante mantener el rigor en la aplicación de las medidas”, ha indicado. 

Respecto a la economía, prevé “rebote en el crecimiento económico en la segunda mitad del año”, pero una recuperación desigual entre regiones, donde países como China, EE UU o Turquía recuperarán su PIB ya el próximo año, mientras que otras zonas como Europa o América del Sur tendrán que esperar probablemente hasta 2022.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook