En peligro el Super Bowl, tras conocerse que el barbero de los jugadores dio positivo con Covid-19


Hasta 20 jugadores de los Kansas City Chiefs, incluido Patrick Mahomes, tenían cita con un peluquero que dio positivo en coronavirus. El barbero se encontraba cortando el pelo a Daniel Kilgore cuando recibió la información de que estaba contagiado.

Enseguida dejó las tijeras sobre la mesa y abandonó las instalaciones de los Chiefs, que buscan ante los Tampa Bay Buccaneers de Tom Brady revalidar el título logrado el año pasado.

Kilgore quiso bromear al subir a su redes sociales una supuesta foto suya en la que dejaba caer como habría quedado con ese corte de pelo inconcluso. Enseguida fue puesto en cuarentena al haber tenido contacto con un positivo. El receptor Demarcus Robinson, al que había cortado el pelo el día anterior, pasó también a estar confinado.

El barbero había dado negativo los cinco días previos al domingo cuando acudió a las instalaciones de los Chiefs para cortar el pelo a los jugadores. Al llegar se le realizó otro test. Fue esta prueba en la que dio positivo y por la que fue avisado cuando ya estaba en plena faena.

La lista de jugadores que había solicitado los servicios del peluquero ese domingo ascendía a 20, incluido Patrick Mahomes. El protocolo de la NFL recoge que un contacto a menos de dos metros o la estancia por más de 15 minutos en un lugar cerrado con alguna persona que diera positivo son suficientes para que se decrete un confinamiento.

Robinson y Kilgore estarán disponibles para viajar el sábado con el equipo si tienen pruebas negativas durante cinco días consecutivos. .

Protocolo de la NFL para reducir los contactos

La reducción de los riesgos de un posible brote, que pusiera en peligro la Super Bowl, llevó a la NFL a permitir que los equipos pudieran preparar el partido en sus instalaciones esta semana. La NFL dio órdenes de que los jugadores de ambos equipos limitaran sus actividades a los entrenamientos y sus movimientos fueron sólo para ir de casa a las instalaciones. Los Chiefs cumplieron el protocolo pero la autorización para que el peluquero acudiera a rasurar a los jugadores estuvo a punto de provocar un brote dentro de la plantilla.

El 18 de diciembre, la NFL envió un informe con varias actualizaciones a los protocolos de COVID, señalando que “los proveedores de servicios que no pertenecen al club, como barberos, chefs personales, quiroprácticos, masajistas y asistentes de estiramiento empleados por jugadores individuales” frecuentemente contribuyen a casos positivos. y animó encarecidamente a los clubes a que se hagan pruebas antes de realizar los servicios.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook