El uso de celulares y el creciente estrés por estar siempre conectados


Pie de foto,

Kevin Holesh (izquierda) estaba tan preocupado por su adicción al celular que creó una aplicación para monitorear su uso.

Está de vacaciones pero de forma subrepticia revisa sus correo de trabajo cuando se levanta.

Se pone ansioso si no hay conexión inalámbrica en el hotel o si su celular no tiene señal en la montaña.

Se inquieta si su teléfono tiene la batería baja y en silencio se preocupa de que las cosas no estarán bien en la oficina durante su ausencia.

Esos son las típicas señalas del estrés de estar “siempre encendido”, inducido por la adicción al teléfono inteligente.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook