El semillero de River: Santiago Sosa, último eslabón de jugadores de las inferiores vendidos en la era Gallardo





















Santiago Sosa, la última joya del semillero de River que emigra para alivar las arcas del club Fuente: Archivo







River volvió a ser uno de los grandes semilleros del fútbol argentino. Santiago Sosa es el último eslabón de una cadena que promete seguir creciendo: a lo largo de los seis años y medio del ciclo de Marcelo Gallardo como entrenador se vendieron 22 futbolistas de las inferiores y el club embolsó alrededor de 116 millones de dólares netos por las transferencias. El mediocampista central de 21 años continuará su camino en Atlanta United de la MLS de Estados Unidos, un destino que ya se volvió habitual para los jóvenes jugadores argentinos.


















































La franquicia estadounidense comprará el 70% del pase de Sosa en 8 millones de dólares brutos, por lo que a River le quedaran seis millones de dólares limpios y el 30% restante de la ficha del futbolista que jugó sólo 21 partidos en primera. A mediados de 2019 estuvo cerca de ser transferido a Everton de Inglaterra por los 15 millones de euros de su cláusula, pero no consiguió el permiso de trabajo para jugar en la Premier League. Hoy ya tiene un nuevo destino.



































“Me despedí del plantel y el cuerpo técnico y son sensaciones raras, pero hoy me toca partir hacia un nuevo destino y espero que sea lo mejor para mí. Estoy desde los 10 años en River, es una parte de mi vida. Me costó mucho tomar la decisión y me pone un poco triste. Se dio todo muy rápido, no alcancé ni a prepararme de la cabeza. Pero queda un hincha de River acá. Lo más importante es que todos me recuerden como una buena persona”, dijo Sosa en declaraciones a TyC Sports. “Le agradecí a Gallardo por todos estos años vividos, fueron momentos lindos y me deseó mucha suerte en mi nuevo desafío”.

























Tras dos temporadas completas sin incorporaciones, Gallardo se vio obligado a llevar al primer equipo a varios jugadores de las inferiores de River


Tras dos temporadas completas sin incorporaciones, Gallardo se vio obligado a llevar al primer equipo a varios jugadores de las inferiores de River Fuente: Archivo







Los 20 millones de euros de su cláusula de recisión actual aparecían como un número imposible para el desvalorizado mercado actual por la pandemia y, en medio de un contexto económico desfavorable y con deudas en dólares por afrontar, los seis millones terminan siendo fundamentales para el equilibrio de la institución. Para Gallardo, la situación tiene una visión ambigua. Por un lado, se va un futbolista polifuncional, con presente y futuro, personalidad y conocimiento del club del que tenía una alta consideración. Por el otro, embolsará una cifra que le facilitará la salida al mercado para sumar refuerzos y no perderá un jugador titular.























Así, el joven nacido en Mercedes se transformó en el 22° jugador de las inferiores que es vendido desde junio de 2014. En total, la nómina incluye dos arqueros, diez defensores, siete mediocampistas y tres delanteros. Todos ellos le dejaron cerca de 116 millones de dólares limpios al club, en un promedio de 5 millones por jugador y tres vendidos por año.














Entre los nombres más destacados que se fueron en una primera etapa aparecen Manuel Lanzini, quien jugó 84 partidos y el 80% de su pase fue vendido en 2014 por 6 millones de dólares a Al Jazira; Germán Pezzella, quien disputó 69 encuentros y partió a Betis por 2,5 millones de euros por el 50% de la ficha; Ramiro Funes Mori, quien tras 108 encuentros emigró a Everton, que pagó 9 millones de euros por el 100%; Matías Kranevitter, quien luego de 94 juegos fue transferido a Atlético de Madrid por 8 millones de euros a cambio de su 60%; y Emmanuel Mammana, por quien Lyon desembolsó 8 millones de euros para adquirir el 100% de su ficha tras 35 juegos.







Federico Girotti, otro de los juveniles que empezó a tener rodaje con Marcelo Gallardo en River


Federico Girotti, otro de los juveniles que empezó a tener rodaje con Marcelo Gallardo en River Fuente: Archivo
















Más cerca en el tiempo, aparecen los apellidos de Sebastián Driussi, vendido por 15 millones de euros por el 100% a Zenit tras 105 partidos; Giovani Simeone, quien se fue a Genoa por 5,1 millones de euros por el 100% luego de 33 encuentros; Exequiel Palacios, actual jugador de Bayer Leverkusen, que le compró a River el 100% de su ficha por 13,5 millones de euros después de 87 encuentros; y Lucas Martínez Quarta, actual defensor de Fiorentina, que en octubre le dejó 11,5 millones de dólares a la institución por el 100% de su ficha luego de 104 encuentros.





¿Quiénes completan la lista? Gaspar Servio (250 mil dólares a Banfield por el 50%); Daniel Villalva (1,5 millones de dólares a Veracruz por el 80%); Víctor Cabrera (1,5 millones de dólares por el 100% a Montreal Impact); Éder Álvarez Balanta (3,1 millones de dólares por el 80% a Basel); Tomás Martínez (1,3 millones de euros por el 80% a Sporting Braga); Guido Rodríguez (1,5 millones de dólares por el 80% a Tijuana); Augusto Solari (2,3 millones de dólares por el 100% a Racing); Leandro Vega (1 millón de dólares por el 95% a Emelec); Alexander Barboza (3 millones de dólares por el 82,5% a Independiente); David Martínez (950 mil dólares por el 50% a Defensa y Justicia); Maximiliano Velazco (200 mil dólares por el 50% a Cobreloa); y Facundo Medina (2,3 millones de dólares entre Talleres y Metz por el 100%).

















Así, a lo largo de todo el ciclo del presidente Rodolfo D’Onofrio, River vendió por alrededor de 155 millones de dólares limpios entre 30 jugadores (22 de inferiores y 8 revendidos), mientras que invirtió poco más de 100 millones de dólares por 40 futbolistas (15 están en el plantel, 13 se fueron libres o rescindieron, seis se vendieron, tres están a préstamo, dos llegaron cedidos y uno se fue como parte de pago).





A pesar de los 55 millones de superávit, el club de Núñez hoy no está exento de los problemas económicos. En medio de los compromisos costosos asumidos, los altos contratos para sostener un plantel competitivo, la brecha cambiaria por la crisis del país y la cadena de pagos cortada por la pandemia, River busca vender sin desmantelar el plantel y embolsar cifras que le permitan tener un mayor equilibrio. Al día de hoy, aún debe cerca de US$ 9 millones por cinco pases de jugadores. Pero, a pesar de eso, ahora también deberá salir al mercado para satisfacer el deseo de Gallardo, quien quiere sumar un jugador por línea mientras ve como la cadena de las inferiores sigue creciendo.









Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS













Source link

SiteLock
Facebook