El paciente cero del VIH podría haber sido soldado de la I Guerra Mundial – Duna 89.7


El Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) ha matado a 33 millones e infectado a casi 76 millones de personas en todo el mundo. A inicios de la década de los 80, la gente entró en pánico, después de conocerse los primeros casos de este extraño virus. Sin embargo, los científicos rápidamente pudieron rastrear el origen, los primates.

¿Cómo llegó el virus a los humanos?

En 2015, el científico David Quammen afirmó en su libro “El chimpancé y el río” que fue un cazador quien adquirió la enfermedad tras matar a un chimpancé, infectándose a través de una herida.

Quammen a través de muestras genéticas, situó el inicio de la enfermedad en una selva tropical en Camerún en 1908. El cazador trasmitió el virus a otras personas tras tener relaciones sexuales.

Luego, indicó que en esa época se reutilizaban las jeringas hipodérmicas por parte de los cirujanos y por eso la enfermedad llegó al Congo. Así más población se sumó al contagio, además de la transmisión sexual. En ese momento, la esperanza de vida no era alta y mucha gente murió de otras enfermedades, por lo que no fue detectada.

El científico aseguró que en 1969 el virus llegó a Haití y se propago en una clínica de donación de sangre, debido a que las agujas fueron compartidas, lo que aumentó la tasa de infección. Después esa sangre fue enviada a Estados Unidos para transfusiones, amplificando el alcance del VIH.

La nueva teoría

Jacques Pepin, microbiólogo canadiense, afirmó que el origen del sida fue por un soldado de la Primera Guerra Mundial que cazó animales para alimentarse.

Según su libro, “Orígenes del sida”, el “Paciente Cero” era parte de una invasión de 1.600 soldados belgas y franceses que, junto con 4.000 ayudantes africanos, habían viajado desde la ciudad de Leopoldville en el Congo.

Pepin, afirmó en su libro que el “Paciente Cero” probablemente tenía una herida después de matar una subespecie de chimpancé, Pan troglodytes troglodytes, infectado con un virus simio precursor del VIH.

“Tenemos una obligación moral con los millones de seres humanos que han muerto, o morirán, a causa de esta infección. En segundo lugar, esta tragedia fue facilitada (o incluso causada) por intervenciones humanas: colonización, urbanizaciones y probablemente campañas de salud pública bien intencionadas” concluyó Pepin.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook