El interior de la catedral de Notre Dame, un mes después del incendio



Unas gigantescas lonas protegen el edificio de las lluvias y se han asegurado la preservación de las vidrieras y el órgano



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook