El coronavirus paraliza las ferias taurinas de Fallas y La Magdalena | Cultura


La rápida propagación del coronavirus en España ha afectado también a los toros. Las dos primeras grandes ferias de la temporada taurina, las Fallas en Valencia y La Magdalena en Castellón, han sido aplazadas por la Generalitat valenciana.

El gobierno valenciano, que preside Ximo Puig, y tras las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, ha adoptado “como medida de contención” aplazar ambas festividades -Fallas y Magdalena- para “minimizar el elemento de riesgo para el contagio por aglomeraciones humanas y desplazamientos masivos de personas procedentes de zonas más afectadas”.

Las Fallas son unas de las fiestas populares que más turismo atrae, entre los que se encuentran los aficionados a los toros que viajan a Valencia por el mes de marzo para disfrutar de una feria en la que, entre otros atractivos, iba a reaparecer en Europa el torero peruano Roca Rey.

Una corrida para la que ya se habían agotado las entradas (la plaza de Valencia tiene un aforo de 12.000 espectadores), y existía una gran expectación, sobre todo, para otras tres más: la del 15 de marzo, con Ferrera, Morante y Manzanares, y las de 16 y 18, en las que estaba anunciado el ídolo local, Enrique Ponce, que celebra sus 30 años de alternativa.

El ciclo taurino fallero consta de seis corridas de todos, dos novilladas con picadores y un espectáculo de rejoneo, cuya celebración estaba prevista entre el 12 y el 19 de marzo.

También la feria de La Magdalena de Castellón queda asimismo aplazada, con el deseo de que puedan celebrarse “más adelante y cuando la situación sanitaria lo permita”, al igual que se hizo con el “Carnaval de Venecia, la Feria de Turismo de Berlín y el World Congress Mobile de Barcelona”, ha subrayado Puig.

Del domingo 15 al 22 de marzo estaba anunciada la feria taurina castellonense, que consta de cinco corridas de toros, un festejo de rejoneo y dos novilladas sin picadores, y cuyo mayor aliciente era el protagonismo de los toros de Adolfo Martín.

Asimismo, el coronavirus trastocará posiblemente también el inicio de temporada en la plaza de toros de Las Ventas, que iba a dar el pistoletazo de salida el 22 de marzo con una novillada picada, y en cuyo ruedo ha cesado ya la actividad de la escuela taurina de la comunidad madrileña.

También afectará a la tradicional corrida de San José en Arnedo (La Rioja) y al inicio de la campaña taurina en Francia, donde también se han cancelado los eventos que reúnan a más de 1000 personas, lo cual supondrá la suspensión de la feria de Arles, y con ello la vuelta a los ruedos de Alejandro Talavante, que, al igual que Roca Rey, deberá esperar al Domingo de Resurrección en la Maestranza de Sevilla.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook