“El Corazón de los Datos”: medicina y matemática al servicio del cuerpo humano


Cada latido, cada tejido y cada movimiento que realiza el corazón es al mismo tiempo una avalancha de datos. En la medicina, estos datos y el entendimiento de ellos han logrado conocer mejor cada centímetro del organismo. Incluso, en algunas ocasiones se ha podido anticipar el diagnóstico antes de que una enfermedad se manifieste. La cantidad de información que entrega una resonancia magnética, por ejemplo, despertó la atención de médicos y matemáticos para comprender todas las señales que son captadas del cuerpo. Así es como en el recién estrenado documental, El Corazón de los datos, es posible apreciar cómo funciona esta acción interdisciplinaria que interpreta cada señal que emite el músculo cardíaco.

Para poder entender cómo funciona, cuál es el trabajo que se debe realizar para ver en una pantalla un corazón en movimiento, el Núcleo Milenio Cardio MR y el Núcleo Milenio Centro para el Descubrimiento de Estructuras en Datos Complejos (MiDaS) se juntaron para explicar desde sus puntos de vista cuál es el esfuerzo que realiza cada disciplina en la interpretación de esta información.

Por una parte, la resonancia magnética es una técnica que permite hacer imágenes de algún órgano en particular. “Es una especie de imán que produce alteraciones en los átomos de hidrógeno que tiene el organismo, y con eso se logra obtener información de la forma, la composición del tejido y cómo éste se mueve”, detalla Sergio Uribe, director del Núcleo Milenio Cardio MR.

Pero esa información recogida en una resonancia es, en primera instancia, una compleja red de datos que no tienen sentido si no son analizadas bajo ciertos criterios. Fernando Quintana, doctor en Estadística y director adjunto del Núcleo Milenio Midas, detalla que estos procesos de interpretación no son fáciles de conocer. “Los datos que se registran son un reflejo de múltiples interacciones. Si no lo comprendemos a cierta cabalidad, no podremos dar una respuesta útil”, detalla.

Un dato debe ser contextualizado en tiempo y espacio. Para saber qué fenómenos se pueden interpretar de un corazón hay que entender que tiene movimiento, pulsaciones eléctricas y flujo sanguíneo. Todos esos elementos, esos datos, interactúan para poder dar a conocer cómo se comporta un corazón, en este caso.

Hasta hace 30 años, aproximadamente, el corazón solo podía ser visto a través de radiografías que no entregaban datos tridimensionales, ni del movimiento del músculo o del flujo de la sangre. “En el corazón, por ejemplo, podemos ver ahora cómo va respondiendo a estímulos de la vida diaria’’, explica Marcelo Andía, director alterno del Núcleo Cardio MR.

“Si nos ponemos a pensar, la Medicina antes se trataba de atender heridos, de curar males. Era una medicina “aguda”. Sin embargo, en el siglo XXI, y gracias a la interpretación de lo que el organismo nos dice a través de los datos, estamos guiando la medicina hacia el diagnóstico”, detalla Andía para destacar cómo el trabajo interdisciplinario ha cambiado la forma de ver la disciplina.

Para Isabelle Beadry, doctora en matemáticas e investigadora del Núcleo Milenio Midas, no es un gran secreto que hoy día vivimos en una sociedad en la que se generará una cantidad increíble de datos. Ahora, lo que es bien importante también de entender, según ella, “es que los datos por sí solos no significan mucho. Lo importante es tener las herramientas estadísticas para extraer la información de estos datos”.

La acción interdisciplinaria entre la medicina y la interpretación de datos han generado progresos significativos en el estudio del cuerpo humano. “Ahora podemos ver un órgano en una pantalla, darlo vuelta, experimentar con él. Eso sí, el desafío ahora es poder extraer datos e interpretar cosas que no se puedan ver a simple vista en una pantalla”, aseveró Sergio Uribe al respecto.

El documental El Corazón de los datos, fue realizado por la Fundación Encuentros del Futuro y la productora Tres Tercios, por encargo del Núcleo Milenio Cardio MR y del Núcleo Milenio Centro para el Descubrimiento de Estructuras en Datos Complejos (MiDaS), está disponible en la plataforma YouTube, de manera gratuita y abierta a todo público.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook