El adiós de La Martina al Príncipe Felipe: “Orgullosos de compartir la pasión”


El príncipe Felipe murió este viernes a los 99 años. Tal como informó el Palacio de Buckingham, el duque de Edimburgo falleció por la mañana, “pacíficamente, en el Castillo de Windsor”. Este hombre, que estaba casado con la reina Isabel II desde hace más de 70 años, estaba muy vinculado con el mundo de polo y, por consiguiente, se había relacionado en múltiples oportunidades con polistas argentinos.

Por eso, en el día de su muerte, desde La Martina le dedicaron un aviso fúnebre, publicado en la edición de este sábado del diario LA NACION. “Orgullosos de haber compartido la pasión por el polo, en su club Guards Polo Club. La Martina acompaña a la familia del duque de Edimburgo en este triste momento”, se lee en el sentido mensaje.

El aviso fúnebre que le dedicó La Martina al príncipe Felipe, publicado en la edición del sábado 10 de abril en el diario LA NACION
El aviso fúnebre que le dedicó La Martina al príncipe Felipe, publicado en la edición del sábado 10 de abril en el diario LA NACION

El príncipe Felipe era el presidente y fundador de aquel club de polo inglés. Por eso, ante la triste noticia de su muerto, desde esta entidad emitieron un comunicado para enviar sus condolencias a la familia real, especialmente a la reina y a Carlos de Inglaterra (príncipe de Gales). “Su alteza real fue un apasionado defensor del polo en Guards Polo Club durante más de seis décadas y su sabiduría consejera será muy extrañada por nuestro presidente, junta directiva, jugadores, miembros y personal”, dijeron, y luego explicaron que se canceló la actividad de polo porque están de duelo por los próximos días.

El club fundado por el duque está ligado a la empresa argentina conducida por Lando Simonetti, La Martina. Tan es así que el sello argentino dirige la tienda de Smith’s Lawn, en Windsor Great Park, donde se vende la ropa y todo el equipamiento de polo de la institución inglesa. “La Martina es un líder mundial en uniformes y equipamiento de polo, y ha establecido firmemente su reputación apoyando el crecimiento y la popularidad del polo en todos los niveles a través del patrocinio de más de 80 clubes y eventos en todo el mundo”, destacan en la web de este club, donde añaden que, sin embargo, “en ningún lugar es esto más predominante que en Guards Polo Club”. Esto se debe a que La Martina es el patrocinador principal del prestigioso Varsity Day (la competencia anual que, entre otras actividades, enfrenta a la Universidad de Oxford con la de Cambridge) y de los torneos Queen Elizabeth The Queen Mother’s Centenary Trophy.

De todos modos, la relación entre el príncipe Felipe y el universo del polo nacional va más allá e, incluso, es transversal a la historia argentina misma. De hecho se le adjudicó un romance con la aristocrática Malena Blaquier, que se habría originado cuando el duque viajó a la Argentina en 1962 para respaldar al gobierno de Arturo Frondizi, pero -por el golpe de estado y para preservar su seguridad- se alojó en la estancia “La Concepción”, donde se cree que tuvo un affaire con la argentina. “Lo único que me une al duque es nuestra pasión por el polo”, sentenció ella en una entrevista para desmentir el rumor.

Otro de los amantes de este deporte con quien compartió momentos fue Marcos Uranga, el argentino que cambió el mapa mundial del polo y que estuvo al frente de la Asociación Argentina de Polo (1983-1987). Llegaron a forjar una amistad, compartiendo momentos como el encuentro especial que organizó el argentino en 1966, el cual unía a argentinos e ingleses en una actividad distinta: polo en bicicleta. Paradójicamente, murieron con menos de 24 horas de diferencia. El polo está de luto.

LA NACION

Más información



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook