cuatro esquemas tácticos, sorpresas y lo que se viene


“Todavía Miguel no definió el 11”. ¿Qué saldrá esta vez del laboratorio del profesor Russo? ¿Qué inventará en esta nueva versión suya sin 11 de memoria y sin esquema de memoria? ¿Cómo hará para sorprender al Cacique Medina de la misma forma que una semana atrás lo hizo con el Muñeco Gallardo? ¿Cuál será el resultado de las pruebas y contrapruebas realizadas durante la semana en el Centro de Entrenamiento de Ezeiza? ¿Repetirá porque quedó conforme con lo visto frente a River en la Bombonera y porque no tiene mucho material para revolucionar nuevamente? ¿O cambiará una vez más?

Mirá también

La agenda deportiva del fin de semana

Mirá también

Boca y River unidos para ayudar a familiares de socios desaparecidos en la dictadura

Mirá también

Mihajlovic: "Ojalá todos fueran como Palacio"

De lo que no hay dudas a esta altura es de que Miguel Ángel Russo viene mostrando en estos seis partidos de la nueva temporada, entre Copa de la Liga y Copa Argentina, una versión mucho más versátil de sí mismo, dejando atrás el modelo más rígido con el que ganó la Superliga 2019/20 en un sprint final en el que asumió, agarró el torneo empezado y llevó al equipo al título tocando lo menos posible. Como si el tiempo de trabajo con el plantel y también los sacudones y cachetazos que recibió desde la vuelta del fútbol tras el parate por la pandemia lo liberaran de viejas estructuras, todo en beneficio de “buscar lo mejor para el club y para el equipo”, y le permitieran innovar.

La primera prueba de Russo se vio en el debut contra Gimnasia, no tanto por el 4-4-2 sino por haber elegido a dos bajitos para el ataque, sin un referente de área, con Tevez y Zárate como dupla, igual que había hecho en su reestreno en el club en febrero del 2020 en un 0-0 contra Independiente.

En la siguiente presentación, no conforme con la fragilidad observada en el 2-2 de local, aprovechó la ausencia de Carlitos por la muerte de su papá para sumar un mediocampista y estrenar el 4-1-4-1. Pero también sorprendió con el cambio de puesto de Capaldo de mediocampista a lateral derecho y el debut de Cristian Medina. Fue 1-0 a Newell’s en Rosario.

Los cuatro esquemas de Russo en los seis partidos, cinco del torneo y uno de la Copa Argentina.

Los cuatro esquemas de Russo en los seis partidos, cinco del torneo y uno de la Copa Argentina.

Luego de la victoria, el DT mantuvo los nombres para recibir a Sarmiento pero soltó a Salvio y Villa como extremos para formar eun 4-4-3. Hasta que la lesión de Toto desarmó muy pronto todo lo planeado (entró Obando) y, con el 1-1, se dio uno de los partidos más flojos de esta etapa en 2021. Y el dibujo y la mala imagen se repitieron con Claypole, ajustado 2-1 por la Copa Argentina frente a un rival de la C.

Esos dos partidos pusieron a Russo contra las cuerdas, bajo la lupa de Riquelme y del Consejo de Fútbol, quienes desde la eliminación de la Copa Libertadores ante el Santos se “desenamoraron” y lo hicieron saber por lo bajo. Pero como el DT sabe tanto por viejo como por zorro, al tanto de lo que se jugaba, pateó el tablero nuevamente frente a Vélez en Liniers y con River en la Bombonera.

Mirá también

Si Tevez no juega, ¿quién mete los goles en Boca?

Mirá también

Mirá el auto bostero que autografió Riquelme

En el primero de esas dos presentaciones, en la goleada 7-1, retomó el dibujo 4-1-4-1 que le había dado resultado en Rosario con Maroni haciendo de Salvio. Y en el superclásico, el famoso 3-4-3 que ni Gallardo se esperaba dio mucho más que el 1-1 final, por la forma en la que jugó el equipo y superó a su rival en la mayor parte del encuentro, haciendo méritos para un poco más.

Este fin de semana, como siempre ocurre en Boca, habrá cosas importantes en juego: ganar de una buena vez por todas en la Bombonera, donde acumula cinco empates consecutivos, y ganar para no perder el tren de los que se clasifican a la fase final de la Copa de la Liga (hoy está afuera, a un punto de Lanús y Defensa, el tercero y cuarto en la tabla).

Cuando Miguel defina el 11 para recibir a Talleres, ¿con qué sorprenderá? Rojo por Zambrano y la duda Soldano/Zárate o Tevez parecen ser la lógica. Pero en esta nueva versión del entrenador, ya no hay nada seguro…



Source link

SiteLock
Facebook