Crece el enfado en Bruselas, que acusa a AstraZeneca de haberse ‘borrado’ de una reunión sobre el recorte de dosis


AstraZeneca está tensando la cuerda y aumentando el cabreo en la Comisión Europea. La farmacéutica no asistirá este miércoles a la reunión programada con funcionarios de la UE y no dará explicaciones sobre los recortes en el reparto de las dosis de su vacuna, cuya aprobación está prevista para el 29 de enero por parte de la EMA. El enfado en la Comisión es enorme, porque piden “explicaciones convincentes” que no llegan. La farmacéutica, minutos después, ha dicho que la reunión sigue “en pie” tal como estaba previsto.

La UE tiene firmados 400 millones de dosis con AstraZeneca, que solo entregará el 40% de las previstas para el primer trimestre de 2021: unos 31 millones frente a los 80 acordados. La compañía insiste en que hace “todos los esfuerzos posibles” pero que no tiene por qué dar explicaciones de esos giros a la Unión.

La nueva ministra de Sanidad, Carolina Darias, promete el cargo ante el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el rey Felipe VI.

“Todas las explicaciones que han dado no han sido convincentes y la Comisión empleará todas las acciones a su alcance para preservar la salud y los derechos de los ciudadanos“, comentó en una rotunda comparecencia la comisaria de Salud, Stella Kyriakides. “El enfado es enorme porque toda esta polémica provoca retrasos, conflictos y choques que van en contra de lo importante, que es la vacunación”, comentan fuentes consultadas por 20minutos.

Mientras, tanto Israel como el Reino Unido siguen aumentando su ritmo de vacunación. En el caso de los británicos están apostando por solo una dosis de la vacuna de AstraZeneca, en lugar de dos, para comprobar si es eficaz de esta forma y así ganar tiempo. En el caso de Israel, su tasa es muy superior al resto del mundo. De momento, la UE se mantiene con las vacunas de Pfizer y Moderna aprobadas. La primera también ha experimentado retrasos, pero ‘recuperará terreno’ a partir de marzo.

En torno al asunto con AstraZeneca, fuentes comunitarias insisten en que están “pidiendo explicaciones” del plantón. En este sentido, el CEO de la farmacéutica, Pascal Riot, explicó en una entrevista con el medio italiano Reppublica que el contrato con la UE habla de “esfuerzos” por cumplir con el suministro, pero no de “obligación”. Aseguran, además, que no se citan “dosis concretas”, a pesar de que la Unión Europea recoge que están firmados cuatro centenares.

“No es cierto que estemos arrebatando la vacuna a los europeos”, sostuvo Riot, quien además aseguró que AstraZeneca firmó primero el contrato con “el Reino Unido” y después ya “con la UE”. Asimismo, defiende que la estrategia de espaciar más las dos dosis “es la adecuada”.

El proceso de reclamo, en todo caso, sería largo. Acudir al TJUE demoraría la solución incluso un año y la posibilidad de un arbitraje, aunque más rápida, se situarían en dos o tres meses. Eso, además, no asegura que AstraZeneca vaya a cumplir con las dosis pactadas.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook