Crean una batería para coches eléctricos que se carga en cinco minutos


Uno de los principales problemas de los coches eléctricos es el tiempo que tardan en cargarse. Mucho más que el que destinas a echar gasolina a un coche convencional. Quizás, ha llegado el momento de eliminarlo de la lista de inconvenientes. La compañía israelí StoreDot ha creado una batería para coches eléctricos que se carga en cinco minutos.

Recreación de cómo podría ser el Apple Car.

FlashBattery es una LiB –batería de iones de litio–. En la actualidad, explican en StoreDot, este tipo de baterías son las que se utilizan para cargar desde ordenadores portátiles hasta vehículos eléctricos. Sin embargo, el mayor problema que tienen, como ya hemos comentado, es que sus ritmos de carga son relativamente lentos. Además, con el tiempo las reacciones químicas internas reducen su capacidad de mantener la energía.

Las baterías de iones de litio contienen compuestos inorgánicos en el cátodo de la batería, que normalmente se componen de óxidos metálicos o polianiones, y se recargan continuamente mediante la inserción de iones de litio. Este proceso limita la conductividad iónica, lo que reduce la potencia y acorta la vida útil de la batería. Por si fuera poco, el electrolito utilizado en las LiB es muy volátil e inflamable, lo que supone un evidente riesgo, que se acentúa de manera notable en los coches eléctricos.

En StoreDot han usado un electrodo multifunción único.
En StoreDot han usado un electrodo multifunción único.
StoreDot

En cinco minutos se carga para 480 kilómetros

Para soslayar estos contratiempos, en StoreDot han usado un electrodo multifunción único –MFE–. De este modo, FlashBattery combina dos beneficios de las soluciones de almacenamiento de energía, incorporando la capacidad de velocidad de carga rápida de alta potencia con la capacidad de almacenamiento de alta energía.

Los edificios que se recubran con AuREUS serán gigantescos paneles solares verticales.

Han logrado una capacidad de carga optimizada, explican, a través de una estructura de electrodos innovadora, que contiene polímeros orgánicos con compuestos de óxido metálico del cátodo, que desencadenan las reacciones redox. Esta solución permite que los iones fluyan desde un ánodo modificado a un cátodo modificado a una velocidad mucho más rápida que con las tecnologías existentes. Junto con un separador y un electrolito propios esta nueva arquitectura ofrece una alta corriente y baja resistencia interna, con una densidad de energía mejorada y una vida útil prolongada de la batería.

Todo lo anterior, hace que FlashBattery sea una batería para vehículos eléctricos que se carga en cinco minutos. De hecho, apuntan sus creadores, con ese tiempo de carga tendrá energía suficiente para recorrer 480 kilómetros.

El proyecto de StoreDot ha sido elegido como uno de los BNF Pioneers 2021. Un programa que, cada año, identifica las innovaciones tecnológicas más impactantes y originales para promover la economía baja en carbono.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook