con el voto positivo de todos los indefinidos, los verdes se encaminan a la aprobación


El proyecto del IVE se debate en una sesión especial que se inició pasadas las 16 y de la cual la mayoría de los legisladores participará de manera remota. Sólo se permitirá la presencialidad a poco más de una docena de senadores en el recinto, que se irán rotando, mientras el resto sesionará de manera virtual. La lista de oradores para la sesión tiene 59 legisladores anotados, por lo que la votación se estima que se producirá alrededor de las 5 de la mañana.

El proyecto impulsado por el Poder Ejecutivo y aprobado por la Cámara de Diputados, el 11 de diciembre último y con 131 votos a favor, cuenta con apoyos y rechazos en el Senado, aunque a lo largo de la sesión, los verdes fueron ganando ventaja y se acercan a la aprobación.

La situación parece favorable a los “verdes”, gracias a que dos de los senadores que están en contra de la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, los peronistas Carlos Menem y José Alperovich, no asistirán a la sesión y tras la definición por la positiva de los senadores Olalla, Crexell y Leavy, las dos primeras permanecían como indefinidas, mientras el salteño cambió su voto de celeste a verde.

senado aborto legal petunchi (5).jpeg

Martín Lousteau lució una corbata verde.

Martín Lousteau lució una corbata verde.

Ignacio Petunchi.

Al abrir el debate como miembro informante del dictamen de la mayoría, la senadora del Frente de Todos y titular de la Banca de la Mujer, Norma Durango, con anteojos verdes y el pañuelo de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito en la muñeca, indicó: “Asistimos hoy nuevamente a un debate histórico. Una vez más tenemos la posibilidad de legislar por y para las mujeres y las personas con capacidad de gestar”.

“Vengo a ocupar esta banca en nombre de las mujeres muertas por abortos clandestinos. El aborto es una realidad y existe desde tiempos inmemoriales. La alternativa es aborto legal o aborto clandestino. Y si el aborto es clandestino van a seguir muriendo mujeres”, sostuvo.

Además, informó que durante la reglamentación del proyecto que hará el Poder Ejecutivo se hará un cambio en la redacción de dos artículos, una de las modificaciones pedidas por el senador rionegrino Alberto Weretilneck, lo que aseguraría su voto positivo. En concreto, se eliminará la palabra “integral” donde se listan las causales ILE y se establece que “no será punible el aborto practicado con el consentimiento de la persona gestante si estuviera en riesgo la vida o la salud de la persona gestante”.

El titular de la Comisión de Salud, por donde también pasó el proyecto, el radical Mario Fiad, marcó su postura de rechazo a la legalización del aborto y planteó que “para la Argentina se es niño desde la concepción”.

“Se nos dice que las niñas no deben maternar. Sin dudas que no deben, no deben ser abusadas ni vivir en entornos violentos, pero el proyecto no resuelve esas tragedias, lo único que hace es pasar a la clandestinidad la violación, el abuso, la violencia”, advirtió Fiad.

El presidente de la comisión de Justicia y Asuntos Penales, Oscar Parrilli, sentenció: “No podemos pensar que si nosotros no sacamos la ley no va a haber más abortos, van a seguir existiendo para un sector social con garantías y para otro con un serio riesgo de vida. Lo que estamos haciendo es poniendo igualdad social entre mujeres” y puntualizó que en el Senado hay 48 senadores y 28 senadoras. “La mayoría de los senadores vota en contra. Las mujeres abrumadoramente votan a favor”, exhibió.

El senador oficialista, Dalmacio Mera, afirmó que en el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (ILE) “no se tiene en cuenta al niño por nacer” y afirmó que “no lo menciona, no lo reconoce”.

El catamarqueño, quien votó en contra del aborto cuando la Cámara Alta analizó el tema en 2018, agregó que “esta ley no da ninguna otra opción que el basurero para los niños por nacer”.

Durante el transcurso del debate, se hicieron presentes en la galería del recinto del Senado, la secretaria Legal y Técnica del Gobierno, Vilma Ibarra; la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta y el ministro de Salud, Ginés González García, quien afirmó en sus redes sociales que “este debate, promovido por el colectivo feminista, nos hace mejores y forma parte de un cambio cultural e histórico imposible de frenar. Una lucha inclaudicable por un país más justo y una salud pública para todos y todas. Será Ley”.

https://twitter.com/ginesggarcia/status/1344029742916317185

La senadora del Frente de Todos por Río Negro, Silvina García Larraburu, que en 2018 votó por la negativa, dio este año vuelta su voto y argumentó su cambio al afirmar que “nadie puede detener el avance de la historia”. “Estamos atravesando un cambio de paradigma y este cambio lo lideran las luchas feministas. Comprendí que nada puede detener el avance de la historia y la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo es la demanda de las nuevas generaciones”, dijo.

“Como dirigente política tengo que involucrarme con los cambios de paradigma porque estamos legislando de cara al futuro”, dijo e insistió: “Hace dos años yo me encontraba en este recinto sosteniendo una posición diferente a la de hoy. Estoy orgullosa de afirmar que hoy la mujer en Argentina es política de Estado. Mi voto es por una mujer libre, mi voto es un voto deconstruido. Es un voto afirmativo”.

senado aborto legal petunchi (4).jpeg

El senador celeste de Juntos por el Cambio, Víctor Zimmermann.

El senador celeste de Juntos por el Cambio, Víctor Zimmermann.

Ignacio Petunchi.

El diputado de Juntos por el Cambio, Víctor Zimmermann, criticó el momento del tratamiento de este proyecto “en plena pandemia” y cuestionó que no se sepa con certeza “cuánto le va a costar esta ley al Estado”. Además, pidió no votar leyes que dividan y justificó su voto en contra, al decir que la “el valor más preciado que tiene cualquier ser humano, independientemente de su creencia religiosa, es la vida y en ese marco aprovecho para adelantar mi voto negativo a este proyecto porque la vida no se debate, se defiende”.

En tanto, la senadora oficialista María de los Ángeles Sacnun negó que el Estado esté “promoviendo el aborto” y aclaró que con este proyecto se “reconoce su existencia”. “Creer que esto se trata de abortistas o antiabortistas es de un reduccionismo inaceptable, estamos dirimiendo si el Estado va a acompañar a las mujeres que decidan interrumpirlo”, expresó.

En uno de los puntos fuertes de la noche, la senadora oficialista por Corrientes Ana Almirón, detalló que “cuando la revolución del feminismo dice que la maternidad será deseada o no será no es solamente un slogan, no es una frase vacía. Decir que la maternidad será deseada es la libertad de poder elegir, es tener soberanía sobre nuestros propios cuerpos”. “Obligar a una mujer a gestar es una violación a los derechos humanos”, agregó.

Por su parte, el senador del Frente de Todos por Tierra del Fuego, Matías Rodríguez, fue muy duro con la posición de los hombres ante el debate. “Los hombres tenemos la obligación de acompañar, bajo ningún punto de vista puedo considerar que los varones votemos en contra del derecho de las mujeres. Son ellas las que sufren, son perseguidas y torturadas como hemos escuchado en las comisiones”, expresó.

La senadora radical, Stella Maris Olalla, uno de los discursos más esperados de la noche, definió su posición por la positiva y explicó que “estamos tratando una ley que se refiere a una cuestión de salud y de derechos humanos”.

“Mantener la prohibición no eliminará el sistema clandestino y no habrá mejoras en el sistema de salud sino aplicamos la educación sexual integral. La IVE debe ser incorporada como una nueva causa habilitante y en tal sentido se están ampliando los derechos. Adelanto mi voto positivo”, cerró.

En el mismo sentido, la neuquina Lucila Crexell, quien en 2018 se abstuvo en la votación, anunció el cambio de su voto. “No cambié mis creencias personales, ni mi modo de pensar lo que creo del aborto. Cambié mi forma de abordar la situación: no se trata de feminismo o religión, es una causa silenciosa que mata”, describió.

“¿Qué cambió desde 2018? Nada cambió desde entonces. Las mujeres siguieron abortando en condiciones de soledad y ocultamiento. El debate no puede seguir siendo abstracto. Se debe dar sobre hechos concretos, mientras mujeres ponen en riesgo su salud y muchas veces su vida. Voy acompañar este proyecto de ley”, sentenció.

Otro de los discursos destacables de la noche fue el de la senadora del PRO, Gladys González, que realizó una dura crítica contra la Iglesia Católica, a la que pertenece. “Quiero preguntarle a mi iglesia si no será hora de hacer una autocrítica. ¿Por qué castigar con la vara de nuestra religión e imponer las cosas que no pudimos cambiar con nuestra propia fe?”, dijo.

“¿Ustedes realmente creen que es cristiano condenar a las mujeres que deciden interrumpir un embarazo? Yo no lo creo y no quiero criminalizar a mujeres que siempre están desesperadas, llenas de dudas y de tristeza, cada vez que deciden interrumpir un embarazo. No estoy dispuesta a seguir cerrándole las puertas del sistema de salud a ninguna mujer”, sentenció.

senado aborto legal petunchi (2).jpeg

La senadora verde por Mendoza, Pamela Verasay.

La senadora verde por Mendoza, Pamela Verasay.

Ignacio Petunchi.

El proyecto

La iniciativa legaliza el aborto hasta la semana 14 inclusive y dispone que fuera de ese plazo se podrá acceder, a través de las causales que contempla hoy en día el aborto no punible: si el embarazo fuere resultado de una violación y si estuviere en peligro la vida o la salud de la persona gestante.

Además, da un tiempo máximo de 10 días corridos para que la persona gestante acceda a un aborto seguro tras solicitarlo en los servicios de salud. El proyecto también dispone la atención integral de su salud a lo largo de todo el proceso, así como el acceso a información sobre métodos de anticoncepción.

En su paso por la Cámara de Diputados la iniciativa oficial sufrió una serie de cambios en torno a la objeción de conciencia. Si bien el texto no habilitó la objeción de conciencia institucional, como reclamaba el sector celeste, se permitió que una institución médica pueda excusarse de realizar la práctica en caso de que la totalidad de sus profesionales estén inscriptos como objetores.

En la redacción original se obligaba a que al menos un profesional de la nómina estuviera disponible para realizar las prácticas de aborto en caso de que una paciente lo solicitase. Tras los cambios, la institución podrá negarse pero deberá hacerse cargo de la derivación de las pacientes de forma inmediata y sin dilaciones, a partir de convenios previamente estipulados con otros efectores de salud.

senado aborto legal petunchi (7).jpeg

La senadora de Tierra del Fuego, Eugenia Duré.

La senadora de Tierra del Fuego, Eugenia Duré.

Ignacio Petunchi.

Las obras sociales y prepagas deben incorporar la cobertura integral y gratuita de la interrupción voluntaria del embarazo, que quedará incluida en el Programa Nacional de Garantía de Calidad de la Atención Médica y en el Plan Médico Obligatorio (PMO) con cobertura total.

El proyecto contempla también las modificaciones pertinentes al Código Penal. Despenaliza la práctica realizada con consentimiento de la mujer o persona gestante hasta la semana 14 inclusive y fuera de ese plazo, siempre que se cumplen las causales correspondientes y establece penas de tres meses a un año e “inhabilitación especial por el doble del tiempo de la condena” a la autoridad de un establecimiento de salud, profesional o personal de la salud que dilatare injustificadamente, obstaculizare o se negare a practicar un aborto en los casos legalmente autorizados.

En tanto, el proyecto también fija una pena de “tres meses a un año” a la persona gestante que, luego de la semana 14 “y siempre que no mediaren los supuestos previstos en el artículo 86, causare su propio aborto o consintiera que otro se lo causare” y aclara que “podrá eximirse la pena cuando las circunstancias hicieren excusable la conducta. La tentativa de la persona gestante no es punible”.





MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook