Cero contacto físico permitirán en los centros para menores cuando reabran


El personal que labora en los Centros de Atención Integral para la Primera Infancia (CAIPI) tendrá una tarea difícil para cumplir con el protocolo de bioseguridad por el COVID-19 establecido para la reapertura de estas instalaciones.

Versión impresa

Portada del día

Además de las normas de bioseguridad exigidas para todas las instituciones y empresas privadas del país, en los CAIPI el personal debe estar muy atento para evitar que los niños rompan con el distanciamiento, o traten de darse muestras físicas de afecto.

También deberán vigilar que los niños no lleven y compartan utensilios o juguetes de su casa para evitar que se registren brotes de coronavirus.

Los ministerios de Salud (Minsa) y de Desarrollo Social (Mides) establecieron un extenso protocolo de bioseguridad para la reapertura gradual de los CAIPI y otras instituciones similares que manejan niños.

El cumplimiento de estas normas es más complejo para los niños por su inocencia y por su necesidad de expresar el afecto de manera física.

Por ello, en los planes de trabajo los docentes deben evitar incluir juegos y actividades didácticas que involucren el contacto físico, o las aglomeraciones.

Todo el personal que labora en los CAIPI y los padres de familia deberán recibir capacitación del Minsa para el manejo de los utensilios de bioseguridad al inicio y final de cada jornada.’

226

niños, aproximadamente, son atendidos en los CAIPI.

220

centros privados de atención a la primera infancia existen en el país, aproximadamente.

Para evitar aglomeraciones y contagios, los CAIPI deberán establecer horas escalonadas de ingreso y salida de los niños.

VEA TAMBIÉN: San Miguelito tendrá un hospital campaña de 40 camas para la atención de pacientes con covid-19

Podrán alternar la atención de forma presencial, semipresencial y a distancia, para lo cual tendrán que contar con un cronograma de atención.

Y aquellos que tienen un patio deberán, en lo posible, realizar sus actividades al aire libre.

Mientras que las actividades bajo techo deben realizarse con puertas y ventanas abiertas para garantizar una mejor ventilación.

Cualquier violación a estas normas será responsabilidad de los administradores de los CAIPI.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock