Brave se convierte en el primer navegador con soporte del protocolo IPFS además de HTTP


Ilustración para el artículo titulado

Imagen: Brave

Desde la explosión de las criptomonedas, los desarrolladores de código abierto han tratado de implementar tecnología descentralizada en todo tipo de cosas, incluidos los protocolos sobre los que funciona internet. El Sistema de Archivos Interplanetario (IPFS) es una de las tecnologías más ambiciosas en ese sentido, y Brave se ha convertido en el primer navegador en soportarlo de forma nativa.

Al igual que HTTP, IPFS es un protocolo que permite la transferencia de documentos de hipermedia a través de la red. Pero lo hace con un método peer-to-peer (p2p), eliminando la necesidad de que los sitios web tengan un servidor de origen central. IPFS es un sistema de archivos distribuido. En lugar de descargar un archivo como una página web de un único ordenador, obtienes sus piezas de varios ordenadores simultáneamente, ahorrando ancho de banda y abordando varios de los problemas intrínsecos del actual protocolo de internet.

“Utilizamos el direccionamiento de contenido para que el contenido se pueda desvincular de los servidores de origen y almacenar de forma permanente”, dijo a TechCrunch el mexicano Juan Benet, quien lanzó IPFS en 2015. “Esto significa que el contenido se puede almacenar y servir muy cerca del usuario, quizás incluso desde un ordenador en la misma habitación. El direccionamiento de contenido también nos permite verificar los datos, porque es posible que otros hosts no sean de confianza. Y una vez que el dispositivo del usuario tenga el contenido, se puede almacenar en caché de forma indefinida”.

IPFS permite a los usuarios no solo recibir, sino alojar contenido, como ocurre en la red BitTorrent. Un usuario o nodo puede servir un archivo, y otro puede encontrarlo con una tabla hash distribuida (DHT). IPFS hace posible acceder a contenidos bloqueados en determinadas jurisdicciones. La firma de contenido y el direccionamiento permiten, a su vez, almacenar datos inalterables, eliminar datos duplicados, prevenir los ataques DDoS y mejorar el rendimiento de la red.

El navegador Brave, conocido por bloquear por defecto los trackers y la publicidad invasiva, añade soporte nativo de IPFS a partir de su versión 1.19. Con la última actualización, los usuarios pueden acceder al contenido de la red desde direcciones que comiencen por ipfs://, así como alojar su propio nodo. Según la compañía, creada por uno de los fundadores de Mozilla, agregar soporte de IFPS a Brave ayudará a mejorar la “resiliencia general de internet”.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook