Boca compró la totalidad del pase de Ramón Ábila: por que afirman que Wanchope llegó “prácticamente gratis”


Tras la partida de Darío Benedetto, los hinchas de Boca pueden estar más que tranquilos ya que el club acaba de adquirir la totalidad del pase de Ramón Ábila. El “Xeneize”, que contaba con el 50 por ciento de su ficha, le abonó a Huracán 1.950.000 de dólares por el 50 restante y “Wanchope” ahora es 100% jugador del club. De esta manera, se abonó una suma total de 3.550.000 por el delantero de 29 años, quien además contará con una mejora de su salario.

Si se toma en cuenta que su ficha estaba valuada en 8 millones de dólares, según las propias palabras de Alejandro Nadur, el presidente de Huracán, “Wanchope” Ábila llegó a Boca “prácticamente gratis”.

La gran diferencia en la cifra se originó a raíz del conflicto que tuvo Huracán con Cruzeiro en 2016, cuando el conjunto brasileño acordó la compra del 50% de la ficha del jugador a cambio de 4.000.000 de dólares. Sin embargo, el conjunto de Belo Horizonte solo abonó 2.400.000 de dólares.

Fue en ese momento cuando Boca, por decisión de Daniel Angelici, se hizo cargo del dinero adeudado por Cruzeiro (1.600.000) y compró la mitad de la ficha (además cedió a préstamo a Alexis Messidoro al equipo de Belo Horizonte). Asimismo, el presidente xeneize, quien le firmó a “Wanchope” un contrato por tres años, decidió cederlo a préstamo por seis meses al “Globo”.

Si bien Alejandro Nadur, presidente de Huracán, había asegurado que el monto restante por el 50% de la ficha tenía un valor de 4 millones de dólares y cuya fecha límite de compra era enero de 2020, esta cláusula no existía realmente por lo que Boca pagó 1.950.000 dólares por el 50 por ciento que quedaba. Sin embargo, para evitar un conflicto con su pares de Parque Patricios, la dirigencia xeneize decidió “perdonarle” los sueldos del jugador que Huracán se había comprometido a pagar (entre julio y diciembre de 2017), además de permitirle al “Globo” que abone en cuotas los 800.000 dólares que adeuda por el 25% de la ficha de Andrés Chávez (el otro 25% le pertenece a Banfield).

Aunque no había sido pedido por el entonces DT de Boca Guillermo Barros Schelotto, quien en 2017 tenía como prioridades a Darío Benedetto y a Walter Bou, Ramón Ábila se ganó su lugar en el “Xeneize” a fuerza de buenas actuaciones y sobre todo de goles. “Wanchope”, que se recupera de una “avulsión parcial en el aductor derecho”, cuenta con 24 conquistas en 55 partidos jugados y es el centrodelantero titular en la consideración de Gustavo Alfaro, quien lo imagina en la serie de semifinales de Copa Libertadores contra River.

El comunicado de Huracán por la venta total de Ramón Ábila:

“Hace dos años la negociación con Boca Juniors consistió en el pago de la deuda que el club brasileño mantenía con nuestra Institución, quedándose con el 50% de los derechos económicos del jugador, logrando de esta manera el ingreso del dinero que Cruzeiro no había pagado de forma inmediata (el reclamo llevaba más de seis meses de negociación e intimaciones), evitar la ejecución del fallo de FIFA (que hubiera llevado un tiempo enorme), la posibilidad de que Abila juegue seis meses en el club, haciéndose cargo Boca de gran parte del salario del jugador y resguardar un futuro ingreso; tal como sucedió”.

“Las posibilidades que venían a futuro por esta negociación eran las siguientes: Se transfería el jugador a un tercer club (Huracán recibía el 50% menos los salarios abonados por Boca mientras el jugador permaneció en nuestro club) o el jugador regresaba a Huracán en febrero de 2020, sin la obligación de Boca de abonar suma alguna”.

“Ante la falta de ofertas de otros clubes y la imposibilidad material de que el jugador regrese a Huracán, comenzamos las negociaciones que dentro de las cláusulas establecidas en el contrato, podíamos hacer uso en este momento. Dichas negociaciones fueron llevadas a cabo en el marco de una complicada situación económica financiera que estamos atravesando como club agravada por la situación del país, la suba del dólar, entre otros compromisos”.

“Huracán necesitaba dinero en este momento para cumplir cabalmente con todas las obligaciones. Resultaba muy riesgoso esperar hasta enero a una hipotética oferta que nos representara un ingreso mayor al resarcimiento que ahora recibimos”.

“Considero que hemos vendido en más seis millones de dólares a un jugador adquirido en u$s 400 mil y han ingresado las sumas en un momento muy propicio para nuestra institución, las cuales provocaran un gran alivio para los compromisos asumidos”.



Source link

SiteLock
Facebook