Beneficios De Consumir Ajo Japonés


El ajo japonés se originó en Asia Central; sin embargo, en la actualidad es un alimento que se usa en todo el mundo no solo para dar sabor a los platillos, sino por sus beneficios medicinales, entre los que se destacan reducir el riesgo de cáncer, disminuir la presión arterial y fortalecer el sistema inmune. Conoce qué ventajas ofrece este tipo de ajo, cómo se prepara, cuáles son sus características y dónde se puede conseguir.

¿Cómo es el ajo japonés y por qué se distingue del resto?

El ajo japonés tiene un aspecto muy peculiar y, aunque algunos lo confunden, no es lo mismo que el ajo chino. La variante japonesa se caracteriza por contar con lo siguiente:

  • Cinco y siete dientes grandes por bulbo
  • Bulbos de gran tamaño, que casi alcanzan al del ajo elefante
  • Dientes de color amarillo, casi tostado
  • Sabor no muy fuerte, solo ligeramente picante, lo que lo hace muy agradable para la mayoría de las personas

¿Para qué sirve consumir ajo japonés?

Dentro de los beneficios más conocidos del ajo japonés se encuentran:

Fortalecer el sistema inmune y prevenir infecciones

De acuerdo con una investigación publicada en Advances in Therapy, las personas que consumen este tipo de ajo tienen menos probabilidades de contraer resfriados y se recuperan más pronto, en comparación con quienes no lo comen.

Los investigadores creen que esto se debe a que el ajo contiene un compuesto llamado alicina, el cual podría ser capaz de prevenir los resfriados comunes.

Por otro lado, hay investigaciones que parecen indicar que el consumo frecuente de ajo podría eliminar los hongos, virus y bacterias.

Reducir la presión arterial y prevenir males cardíacos

Según datos de una investigación publicada en Experimental and Therapeutic Medicine, después de cuatro semanas de una dieta con ajo japonés, se obtuvo un efecto reductor de la presión arterial clínicamente significativo en adultos con hipertensión leve.

Asimismo, otras investigaciones han encontrado que consumir ajo japonés ayuda a reducir el riesgo de ataque cardíaco e insuficiencia cardíaca. Esto, posiblemente, se deba a que disminuye la formación de coágulos, mejora la circulación sanguínea y reduce la acumulación de placa en las arterias.

Disminuir el riesgo de cáncer

Comer este tipo de ajo, ya sea crudo o cocido, puede ser de gran ayuda para prevenir el riesgo de presentar cáncer de colon y de estómago, según un estudio de la universidad de Maryland.

Por otro lado, hay investigaciones que indican que el ajo y sus compuestos reducen el riesgo de desarrollar cáncer de mama en animales.

Mejorar el funcionamiento del sistema urinario

De acuerdo con un estudio publicado en Pertanika Journal of Tropical Agricultural Science, el extracto de ajo puede ser eficaz para combatir bacterias resistentes a fármacos en el tracto urinario.

De hecho, durante años, se ha usado como remedio casero el tomar uno o dos dientes de ajo con jugo de limón para eliminar infecciones en vías urinarias.

Bajar de peso

Según un estudio publicado en Nutrition and Metabolism, el aceite de ajo puede suprimir el aumento de peso y disminuir el tejido adiposo en ratas.

Además, los investigadores encontraron que este aceite también puede ser efectivo para mejorar el perfil de lípidos y aliviar la esteatosis hepática.

¿Cómo se debe tomar el ajo japonés?

El ajo japonés puede ser un perfecto sustituto del ajo común con el que regularmente se cocina. Se puede incluir en la mayoría de las recetas, para dar sabor a los alimentos, como carnes, pastas, ensaladas, sopas y salsas.

Sin embargo, algunas opciones para incorporarlo en la vida diaria pueden ser:

  • Cortar en rebanadas un diente de ajo y agregarlo a ensaladas.
  • Preparar un jarabe con ajo y miel colocando todos los dientes de ajo machacados dentro de un recipiente de vidrio junto con la miel. Esta mezcla debe reposar al menos 24 horas.
  • Realizar un aderezo con cinco dientes de ajo japonés, 50 g de salsa de soya, 30 g de jugo de limón recién exprimido y 20 g de aceite de oliva. Mezclar los ingredientes y añadir al platillo de tu preferencia.
  • Beber una infusión de ajo, la cual se puede realizar al hervir dos tazas de agua en las que se coloca el ajo cortado en pedazos y se deja cocinar al menos dos minutos.

¿Dónde se puede conseguir el ajo japonés?

Si se desea consumir este tipo de ajo, no es difícil conseguirlo en México. En realidad, se puede adquirir con facilidad en algunos supermercados.

Efectos de consumir demasiado ajo

Al igual que con otros tipos de ajo, cuando se consume una gran cantidad de este, se puede llegar a presentar dolores de cabeza, diarrea, vómitos, ardor y malestar estomacal.

El ajo japonés resulta prometedor para la salud. No obstante, este alimento no representa una cura milagrosa para ninguna enfermedad, por lo que no sustituye a ningún tratamiento para los padecimientos antes mencionados. Su consumo debe ser moderado para evitar efectos adversos.

Con información de US National Library of Medicine y Tuberculos.org.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook