Apuestan por aumentar la capacidad hospitalaria


Ante el hacinamiento que existe en los principales hospitales del país por la Covid-19, y las proyecciones de nuevos casos en enero, culminadas las fiestas de fin de año, tanto el Ministerio de Salud (Minsa) como la Caja de Seguro Social (CSS) apuestan por la adecuación de más camas.

Como parte de la estrategia, comenzaron por habilitar nuevas salas o ampliar las existentes dentro de los centros hospitalarios; luego, por el uso de centros de convenciones o gimnasios, y ahora, están recurriendo también a hospitales de campaña.

En total, ambas entidades esperan contar con al menos mil 636 camas de hospitalización adicionales en enero de 2021. Lo anterior, tomando en cuenta que los casos nuevos oscilan entre los 2 mil 500 y 3 mil diarios, una cifra que se podría incrementar en enero luego de las reuniones familiares de fin de año.

Según los reportes de ambas instituciones de salud, se adecuarán nuevas camas en el Centro Deportivo Roberto Kelly, en Juan Díaz (250 camas); en el Centro de Convenciones Vasco Núñez de Balboa, en Bella Vista (400 camas), y en el gimnasio del Colegio Artes y Oficios, en Betania (100 camas).

También se están acondicionando hospitales de campaña en la región metropolitana (Panamá y Panamá Oeste). Tal es el caso del que se levanta en terrenos del hospital San Miguel Arcángel, en San Miguelito, o el que se acondicionó en un terreno contiguo a la policlínica Santiago Barraza, en La Chorrera.

Domingo Moreno, coordinador de la Comisión Médica Negociadora Nacional (Comenenal), planteó dos situaciones que le inquietan. La primera es que de seguir a este ritmo de hasta 3 mil casos nuevos por día, no sería desacertado proyectar que en enero se anunciarían hasta 4 mil casos nuevos diarios.

“Si el país sigue reportando la actual tendencia de casos y hospitalizados, esas nuevas camas serán ocupadas ese mismo mes de enero”, puntualizó Moreno.

Otro tema que consideró el especialista es que se puede tener un millón de camas disponibles, pero, ¿quién va a atender a la población enferma?

En palabras del dirigente médico, hay que insertar médicos generales que puedan brindar apoyo a los especialistas, de manera que la carga sea más liviana. También dijo que los estudiantes de medicina pueden brindar apoyo.

Incluso, recordó que ahora están llegando a los hospitales muchos pacientes diabéticos o con hipertensión descompensados, porque durante la pandemia no recibieron atención. “No se requiere solo de camas, sino de toda una estructura compuesta por personal, insumos y tecnología, entre otras facilidades. Las camas no tienen sentido si no hay personal de salud”, concluyó Moreno.

Actualmente, el país cuenta con unas 6 mil camas hospitalarias y las nuevas mil 636 nuevas representan un incremento de un 27%.

Sin embargo, el problema pasa porque en el país hay solo unos 24 médicos intensivistas y cerca de 28 neumólogos, dos de las especialidades más demandadas durante la pandemia.

Según las estadísticas del Minsa, el país ha pasado en un mes de 780 pacientes hospitalizados en sala, a mil 595, lo que representa un aumento de 104%. En cuidados intensivos el incremento ha sido de un 20%.

A juicio del dirigente médico y jefe de la unidad de cuidados intensivos del hospital Rafael Hernández en Chiriquí, Julio Osorio, la estrategia de más camas ante el escenario actual es correcta, ya que los casos diarios son elevados. “Hay que preparar el país, e incluso esa cantidad nueva quizás no sea suficiente”, dijo.

Para Osorio, uno de los principales problemas fue la apertura del aeropuerto de Tocumen sin un plan de restricción y el manejo de los positivos. “El problema no era abrir, sino qué hacer con los pacientes que resultaran positivos y su adecuado manejo”, remarcó.

El director de la CSS, Enrique Lau Cortés, destacó que la pandemia avanza a niveles alarmantes por lo que deben continuar con la estrategia de mejorar la capacidad de las instalaciones de salud.

Reconoció que la cantidad de camas no es lo único que necesitan, ya que deben tener personas que atiendan a estos pacientes, al igual que insumos, medicamentos y equipos. “Todo este esfuerzo no sirve de nada, si no tenemos un cambio de actitud. De seguir así, estas camas, frente al incremento de casos, van a ser totalmente insuficientes”, subrayó.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook