Apple registró una facturación récord de más de USD 100.000 millones en un trimestre y Tesla obtuvo menos ganancias de lo esperado


Un economista trabaja en el parqué de Nueva York (EFE/Justin Lane)
Un economista trabaja en el parqué de Nueva York (EFE/Justin Lane)

La pandemia de coronavirus afectó considerablemente al mercado internacional. Sin embargo, hay empresas que supieron sobrellevar los efectos económicos del coronavirus. Este miércoles Apple y Tesla reportaron ganancias en sus últimos rendimientos. Pese a esto, la compañía de Elon Musk obtuvo menos de lo esperado.

Apple anunció un fuerte avance de sus ganancias trimestrales así como una facturación récord en tres meses, por primera vez superior a los 100.000 millones de dólares.

El fabricante del iPhone obtuvo ganancias netas por 28.700 millones de dólares en el primer trimestre de su ejercicio fiscal 2020-2021, un alza de 29% en un año. Los ingresos del grupo alcanzaron la suma astronómica de 111.400 millones de dólares.

Esta facturación récord vino impulsada por la recuperación de las ventas de teléfonos iPhone -tras un año de cifras a la baja- que subió en los pasados tres meses un 17% interanual y supuso para la empresa de Cupertino (California, EEUU) unos ingresos de 65.597 millones de dólares.

Entre octubre y diciembre pasados, los accionistas de Apple se embolsaron 1,70 dólares por título, frente a los 1,26 de hace un año.

Apple volvió a registrar importantes ganancias por las ventas de teléfonos iPhone (Johannes EISELE / AFP)
Apple volvió a registrar importantes ganancias por las ventas de teléfonos iPhone (Johannes EISELE / AFP)

El fabricante de vehículos eléctricos Tesla, por su parte, reportó ganancias en 2020 pero sus beneficios en el cuarto trimestre decepcionaron y su acción caía 5% en Wall Street.

El grupo obtuvo un beneficio neto de 270 millones de dólares entre octubre y diciembre. Ajustado por acción y sin contar elementos excepcionales, son 80 centavos por título contra 1,01 dólares que esperaban los analistas.

En 2020 Tesla reportó ganancias por 721 millones de dólares, lo que refleja el fuerte aumento de la producción y las entregas de la compañía a pesar de los efectos del covid-19. En 2019, la compañía había registrado pérdidas por 862 millones de dólares.

Los ingresos para 2020 se dispararon un 28% hasta los 31.500 millones de dólares.

“Este año pasado fue transformador para Tesla”, indicó la compañía en su informe de ganancias. Y agregó: “A pesar de los desafíos globales imprevistos, superamos muchas tendencias vistas en otras partes de la industria, ya que aumentamos significativamente los volúmenes, la rentabilidad y la generación de efectivo”.

Tesla sostuvo que 2020 fue un “año crítico” para la empresa, pero que 2021 “será aún más importante”, ya que la empresa aumenta la producción en su fábrica de China y tiene como objetivo la primera producción en las nuevas plantas que se están construyendo en Alemania y en el estado estadounidense de Texas.

En el cuarto trimestre, la empresa obtuvo unos beneficios de 270 millones de dólares, un 157% más que en el periodo anterior, gracias a un aumento del 46% en los ingresos, que alcanzaron los 10.700 millones de dólares.

Elon Musk, fundador de Tesla (REUTERS/Brendan McDermid)
Elon Musk, fundador de Tesla (REUTERS/Brendan McDermid)

La empresa, no obstante, no ofreció previsiones detalladas de ventas o beneficios para 2021.

El grupo también anunció que quiere aumentar sus entregas de vehículos en una media de 50% por año. En términos de volumen, “en un horizonte de varios años, esperamos lograr un crecimiento medio del 50% en las entregas de vehículos”, dijo Tesla. “En algunos años podemos crecer más rápido, lo que esperamos que ocurra en 2021”.

Las acciones bajaban un 4,5%, a 824,90 dólares, en las operaciones posteriores al cierre.

Este miércoles el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, manifestó que las perspectivas económicas son “altamente inciertas” en Estados Unidos. Por ese motivo, pidió nuevos estímulos.

“El resurgimiento estos últimos meses de casos de covid-19, de hospitalizaciones y decesos, causa grandes dificultades a millones de estadounidenses y pesa sobre la actividad económica y la creación de empleos”, señaló, al tiempo que saludó la idea de un estímulo fiscal adicional que permitirá a empresas y hospitales enfrentar la crisis.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell
El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell

Luego de dos días de reuniones del organismo, el titular de la Fed señaló en conferencia de prensa que la salud de la mayor economía mundial depende del avance de la pandemia y del ritmo al que se procese la vacunación.

Estas previsiones de la Reserva Federal provocaron que los mercados bursátiles en Norteamérica y Europa cerraran en baja este miércoles. En Nueva York el industrial Dow Jones retrocedió un 2,05% mientras que el selectivo S&P 500 cayó un 2,57%. Por su parte, el índice compuesto Nasdaq, en el que cotizan las principales tecnológicas, tuvo un retroceso el 2,61%.

Los principales índices europeos también cayeron en torno al 1%. El FTSE 100 británico retrocedió un 1,3%, el Dax alemáun un 1,81% y el CAC 40 francés un 1,16%.

Seguir leyendo:

Elon Musk propuso construir túneles subterráneos en Miami para aliviar los atascos de tráfico

Wall Street cerró con fuertes pérdidas luego de que la Reserva Federal reportara perspectivas económicas “altamente inciertas”



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook