Agricultores de Tierras Altas superan los retos difíciles


Agricultores de Tierras Altas afirman que aunque ha sido difícil han logrado cumplir su objetivo de suplir de alimentos a la población panameña durante más de nueve meses de la pandemia por coronavirus.

Versión impresa

Portada del día

 

“La crisis sanitaria lo que hizo fue poner aprueba la soberanía alimentaria. Por decisiones acertadas que se tomaron logramos recuperar varios rubros que venían en decadencia”, manifestó el agricultor Augusto Jiménez.

 

Para Jiménez el agro ha sacado la cara en esta pandemia y si hubiese sido otro el escenario sería complicado, porque Panamá tuviera otro problema adicional que sería la falta de alimentos y la dependencia de comprarle a otros países en un 80%.

Regístrate para recibir contenido exclusivo

 

“Otro de los retos duros que tuvimos que superar fue que el huracán ETA golpeó a Tierras Altas, el corazón de la producción nacional. A parte de la dolorosa pérdida de vidas humanas, la recuperación ha sido muy halagadora sobre todo en rubros muy sensitivos como la papa y la cebolla, que en los próximos meses se aumentará la producción lo que influirá en sus precios y beneficiará a consumidor “, afirmó Augusto Jiménez.

Cosas pendientes

Los productores consideran que hay aspectos pendientes por parte del Gobierno como la eliminación de la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (Aupsa) y del Control de Precios, que califican como medida populista.

 

Para Lorenzo Jiménez, productor y miembro de la Cadena Agroalimentaria, este ha sido un año donde no se ha dejado de producir y a nivel mundial se le ha dado importancia a los alimentos.

 

Jiménez, asegura que las importaciones que se han dado han sido oportunas y entre ellas la cebolla, que para diciembre se autorizaron la entrada de 45 mil quintales, pero el ingreso al país ha sido irregular por la pandemia.

 

“Las importaciones tienen que volver a ser un complemento a la producción nacional y no una competencia como se dio durante el Gobierno pasado”, expuso Lorenzo Jiménez.

VEA TAMBIÉN: Panamá cumple hoy 10 de meses de pandemia: 276.772 contagios y 4.410 muertes

 

“Para el 2021, de enero a diciembre, tras los estudios realizados, esperamos una cuota de 22 mil quintales de cebollas mediante el tratado de tratado de libre comercio con EE.UU. que entraría en el mes de enero al país, para el mes de febrero no se necesita importar cebolla porque empieza a salir la producción nacional que es de buena calidad”.

 

La cadena agroalimentaria, a parte de los 22 mil quintales de cebollas provenientes de Estados Unidos, autorizó la importación de 12 mil quintales más adicionales para completar la cuota para el arranque de este año”.

 

“Para febrero tenemos garantizada la producción de 50 mil quintales de cebollas que con eso debemos abastecer el mercado local y en el caso de la papa la cantidad que se necesita es similar para febrero y después de marzo, se espera una sobreproducción y haríamos una corrida para que alcance hasta junio”, indicó Lorenzo Jiménez.

 

También dijo que otro objetivo es recuperar las 1,200 hectáreas que se sembraban desde el 2008 hacia atrás y se dio una caída muy grande.

VEA TAMBIÉN: Monseñor Ulloa: los líderes pastorales hay que convertirlos en agentes estratégicos para la prevención del virus

 

Por otro lado, Lorenzo Jiménez asegura como miembro de la directiva de la Cadena de Frío, que quieren despegar el proyecto, porque durante la pandemia se demostró lo importante que es para el abastecimiento de alimentos en el país.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook