a cuánto cerró este viernes 5 de febrero


A $151, el billete informal, operó durante casi toda la rueda por encima de los dólares financieros pero finalmente cerró por encima del dólar MEP (entorno a $150), y del CCL, que culminó con una merma de $5 en medio de la activa intervención de organismos públicos mediante venta de bonos.

Con el repunte del último día de la semana, la brecha con el oficial mayorista terminó en el 71,6%, tras tocar el nivel más bajo desde el 22 abril de 2020.

El lunes, el blue ya había perforado el nivel del dólar solidario, pero el jueves, de la mano de su mayor caída diaria desde principios de enero, se ubicó por debajo del “contado con liqui”, que superó los $152, y casi igual al MEP, que cerró cerca de $150.

Cabe recordar que en enero la cotización del dólar informal había caído $13 en enero pasado, y en lo que va de febrero, acumula una merma de $2.

En el mercado, explican que la fuerte baja del blue en la víspera respondió al alto grado de iliquidez en el mercado paralelo: “Las operaciones se derrumbaron, hay muy poca actividad y en general, no hay pesos para presionar sobre los precios. Por ahora es un mercado con escaso volumen”, comentaron desde una mesa de dinero. “No hay que olvidarse que no hay mucha capacidad de ahorro en la gente, ingresos deprimidos y falta de trabajo” agregaron.

A la par, operadores remarcaron que “muchos comerciantes están vendiendo sus dólares para pagar los sueldos” y cancelar deudas, lo que presionó aún más a la cotización informal.

Por su parte, Martín Kalos, director de la consultora EPyCA, explicó a Ámbito que la reducción mes a mes de la liquidez monetaria, traccionada por “la combinación del verano, sumado a que muchas empresas se encuentran sin disponibilidad de efectivo”, provocó que haya mayor oferta que demanda en el mercado del blue que “es muy chico, se mueve mucho con pequeñas variaciones, y necesita de dinero en efectivo ya que es extremadamente raro encontrar a alguien que te acepte una transferencia por una operación que se hace por fuera del mercado legal”.

Kalos advirtió, de todos modos, que la baja de la cotización “no necesariamente es algo que se vaya a sostener” ya que el blue “al estar más barato que el solidario, es de esperar que haya un arbitraje y se reactive la demanda”.

Asimismo, Walter Morales, presidente de Wise, indicó este medio que el retroceso del paralelo responde básicamente a dos factores: por un lado, a “la percepción de que el dólar no se va a ajustar rápidamente”, y, por otro, a “la necesidad de las empresas de inyectar pesos para abastecer a una demanda que está creciendo” de a poco.

Sobre el segundo punto, Morales remarcó que “hay que entender que en la Argentina el 35% de lo que se vende no se declara al fisco, por ende, un porcentaje similar de las compras tiene que realizarse con pesos no declararos. Acá es donde entran a jugar los billetes resultantes de la venta del blue”.

Tras tocar un pico de $195 a fines de octubre de 2020, el blue comenzó a recorrer un sendero a la baja que llevó la cotización hasta los $146 el 10 de diciembre. Amagó con repuntar a fin de 2020 pero desde que comenzó el nuevo año que no da síntomas de despegue.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook