‘Una mujer fantástica’ domina las candidaturas de los Premios Platino | Cultura


El director chileno Sebastián Lelio, la directora de arte Estefanía Larrain (izquierda) y la actriz chilena Daniela Vega, el pasado 6 de marzo, en Santiago de Chile. En vídeo, el tráiler de la película.


La película chilena Una mujer fantástica sigue triunfando en el panorama cinematográfico latinoamericano en Hollywood. Todavía fresca su victoria en los Oscar, donde el filme de Sebastián Lelio obtuvo la estatuilla a mejor cinta en lengua extranjera, Una mujer fantástica se ha alzado como la gran nominada de los Premios Platino. El filme ha conseguido nueve candidaturas a los principales galardones del cine iberoamericano. Entre ellos, mejor película de ficción, mejor dirección para Lelio y mejor actriz para Daniela Vega. La presencia de esta consigue un nuevo reconocimiento para la actriz transexual, cuya defensa de una mayor inclusión en el cine y en la sociedad, además de su formidable trabajo como una viuda a la que nadie reconoce sus derechos, su género o su dolor, le ha ganado el respeto de Hollywood.

Candidata también a mejor sonido, mejor fotografía, mejor dirección de arte, mejor montaje y mejor guion, los Platino han elegido esta coproducción entre las cinco candidatas en la categoría de Cine y Educación en Valores. Completan la categoría de mejor película los filmes La cordillera, La librería, Últimos días en La Habana y Zama, todas ellas, al igual que La mujer fantástica, coproducciones españolas. En la categoría de mejor actriz compiten con Vega Antonia Zegers (Los Perros), Emma Suárez (Las hijas de Abril), Maribel Verdú (Abracadabra) y Sofía Gala (Alanis). La categoría de mejor actor la defenderán Alfredo Castro (Los Perros), Daniel Giménez Cacho (Zama), Javier Bardem (Loving Pablo), Javier Gutiérrez (El autor) y Jorge Martínez (Últimos días en La Habana).

Los Premios Platino llegan a su quinta edición resaltando el cine iberoamericano. Se trata de una tarea difícil ante la diversidad de países (23 este año) y de idiomas (español y portugués). A estas alturas, los galardones incluyen trabajos televisivos con tres categorías, a mejor teleserie o miniserie y mejor interpretación masculina y femenina en este medio, nominaciones dominadas por series españolas como El ministerio del tiempo, Las chicas del cable o Velvet Colección. Sin embargo, los galardones, que patrocinan las sociedades de productores Egeda y FIPCA, continúan su andadura bajo el eslogan “nos une el cine”. O haciéndose eco de las palabras de Antonio Banderas cuando al recibir el premio de honor dijo: “Nadie nos valorará si no lo hacemos nosotros”.

Con más de 850 producciones en competición, el anuncio de las candidatas ha reducido el número de filmes nominados a poco más de cuarenta, de los que el próximo 29 de abril saldrán los ganadores. Sus nombres se darán a conocer en la ceremonia que tendrá lugar en Xcaret Riviera Maya, en México. Como todos los años, la organización de los galardones quiso reconocer la riqueza de sus nominados, escogiendo una nueva sede para estos galardones itinerantes, que ya han pasado por Panamá, Marbella (España), Punta del Este (Uruguay) y Madrid.

Sin embargo, este año las nominaciones han llegado desde el corazón de Hollywood, el hotel Roosevelt, la sede de los primeros premios Oscar, como recordó el embajador de los galardones, el periodista Juan Carlos Arciniegas. Esta no ha sido la única conexión de este año con el galardón de galardones. Como en ediciones anteriores, los Platino aprovecharon el anuncio para trabar nuevos lazos con la industria de Hollywood, y en esta ocasión concedieron una estatuilla de honor a la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas por sus esfuerzos a la hora de aumentar la diversidad dentro del cine.

Eugenio Derbéz, maestro de ceremonias de esta edición, ha recordado los recientes triunfos en los Oscar del mexicano Guillermo del Toro, el chileno Lelio, y de la película de animación Coco, aunque como el mismo actor mencionó, esta última se trata de una producción estadounidense, “no mexicana”. “Es cierto que nos estamos engañando un poquito”, comentó el actor a EL PAÍS en referencia a esa  sensación quizás falsa de triunfo.

“El talento mexicano es indudable, pero es cierto que, por diversas circunstancias, hemos tenido que emigrar e ir abriendo otras puertas”, ha añadido. “Confío en que en un futuro cercano compitamos película con película sin que el idioma o su origen sea una traba”, ha concluido el actor y productor, que estrenará próximamente en Estados Unidos y México la comedia Hombre al agua.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook