Un cuento de la yaya


¿Pueden dos pequeños juegos indie españoles restañar la herida abierta que infecta a toda una industria? Pensar que sí es creer en milagros, pero todas las avalanchas empiezan por ese choque mágico de dos pequeñas piedras heladas. Crossing Souls (FourAttic, 2018), que se lanza hoy y viene firmado por el estudio sevillano de FourAttic, y The Red Strings Club (Deconstructeam, 2018) pequeña joya ciberpunk de la que ya hemos hablado y que firman los valencianos de Deconstructeam, son esas dos piedras que pueden propiciar la avalancha. Y pueden hacerlo porque abordan sus intenciones, diametralmente opuestas, de la misma manera: con honestidad y pasión.


Seguir leyendo.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook