Supervivientes 2018 expulsa a Saray Montoya por agresión | Televisión


Este jueves, la gala de Supervivientes ha arrancado con el anuncio de la expulsión disciplinaria de una de sus concursantes. La dirección del programa decidió tomar esta medida contra Saray Montoya. Tras una fuerte discusión con Romina Malaspina, otra de las participantes en el reality Supervivientes, Saray le tiró del pelo y la pisó en un par de ocasiones. Por otro lado, las visitas de las parejas también estuvieron moviditas. Por un lado, Isa Pantoja (Chabelita) visitó a su novio, Alberto Isla y el gaditano le pidió matrimonio en directo. Chabelita firmó el divorcio con Alejandro Albalá el martes 3 de abril, que también acudió a Honduras. No para ver a la hija de la tonadillera sino para romper con Sofía Suescun. Jorge Javier Vázquez le propuso pasar una noche en la isla a cambio de convertirse en futuro concursante de Supervivientes 2019. Albalá aceptó.

Saray Montoya, tras reconocer su error en directo y arrepentirse, ya es exconcursante del programa. Saray se mostró de acuerdo con la decisión del programa, que también ha decidido sancionar a Romina por sus provocaciones nominándola. Saray, que estaba nominada y cuyo teléfono de voto quedó desconectado desde el momento en el que se anunció su expulsión, había anunciado el pasado domingo su salida voluntaria del programa, una salida que finalmente no se llevó a cabo, ya que, tras pensárselo mejor, regresó al concurso.

Cuando se produjo la discusión, Saray fue apartada del grupo y trasladada fuera de la playa. “Fuiste objeto de provocaciones durante todo el día por parte de tus compañeros, especialmente de Romina Malaspina”, dijo Jorge Javier Vázquez, presentador del concurso, dirigiéndose a Saray. “En estos casos, como pasa en muchos deportes, la reacción se penaliza más que la provocación. Te han provocado pero tu reacción ha sido desmedida. Probablemente has traspasado la línea y has caído en la trampa. Saray, lo sentimos muchísimo, pero estás expulsada”.

La exconcursante se defendió. “He sentido desprecio, he sentido racismo, he sentido humillaciones y, sobre todo, he sentido que le han hecho daño a una de las personas que aquí tengo, que es Raquel Mosquera”, dijo Saray como respuesta. “Eso no quiere decir que tenga excusa lo que hice, pero a todos se nos van los nervios en un momento de la vida. Aunque pida perdón no tiene excusa, porque lo he hecho”.

Esta expulsión de Saray Montoya ha supuesto que en la gala de este jueves, la primera en la que se iba a producir una expulsión definitiva por parte de la audiencia, ningún concursante haya abanadonado el programa. María Lapiedra fue la elegida por el público para abandonar la isla, pero pasa a convivir con las otras dos asilvestradas, Melissa y Mayte Zaldívar. 

La gala de este jueves tuvo más emociones en forma de visitas a dos concursantes: por un lado, Isa Pantoja visitó a su novio, Alberto Isla, que le pidió matrimonio en vivo y en directo. Por otro, Alejandro Albalá acudía a Honduras para romper con Sofía Suescun. Durante su visita, Jorge Javier Vázquez propuso a Albalá quedarse una noche en la isla a cambio de convertirse en futuro concursante de Supervivientes 2019. El joven aceptó el trato. Se da la circunstancia de que Alejandro Albalá e Isa Pantoja firmaron el divorcio el martes 3 de abril, un día antes de poner rumbo a Honduras juntos para visitar a sus respectivas parejas, cada uno con una intención muy diferente.




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook