¿Quién tiene razon sobre la cantidad de líderes asesinados?


A pesar de que la Defensoría del Pueblo había afirmado a principios de este mes que desde el primero de enero de 2016 hasta el 27 de febrero de 2018 fueron asesinados 282 personas que se dedicaban a la defensa de la comunidad o de los derechos humanos, el presidente Juan Manuel Santos aseguró que son 160 los crímenes contra líderes sociales en los últimos dos años.

“En lo que va corrido de los últimos tres años, 2016, 2017 y 2018 hasta el momento, se han identificado 160 víctimas y el trabajo de la Fiscalía ha logrado esclarecer casi el 50 % de esos casos. Es un porcentaje muy superior al usual”, comentó Santos en una declaración con base en datos que la Fiscalía presentó en un informe a la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad.

En su opinión, eso muestra “el trabajo tan efectivo que ha hecho la Fiscalía”.

Sin embargo, en el informe del ministerio público se especifica que por años, “en 2016 ocurrieron 134 homicidios; para 2017 fueron 126 y del 1 de enero al 27 de febrero de 2018, otros 22 casos”. Agrega la Defensoría que los departamentos más afectados con esta racha violenta son Cauca (75 homicidios), Antioquia (38), Norte de Santander (17), Nariño (15), Valle del Cauca (15) y Chocó (14).

Reconocen trabajo del Gobierno

El director de la organización Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, reconoció hoy en Bogotá los esfuerzos del Gobierno colombiano para luchar contra los asesinatos de líderes sociales y defensores de derechos humanos.

“También hay que reconocer que si bien el problema real es serio, los esfuerzos que se están haciendo acá en Colombia también son serios”, manifestó Vivianco.

El funcionario hizo esta declaración tras una reunión en la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo, con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, el jefe de la Misión de la ONU en Colombia, Jean Arnault, varios ministros y altos mandos militares.

El director dijo que en el país andino se están implementando “políticas serias” con las que espera se reduzca ese flagelo “a la expresión mínima”.

A modo de ejemplo, Vivanco citó a Santos y mencionó el diseño de “un andamiaje colectivo de defensa, protección y de tránsito de la protección individual a la colectiva”, lo cual le parece que “es muy acertado y adecuado”.

Sin embargo, José Miguel Vivanco resaltó que las condiciones de inseguridad en algunas zonas del país, “especialmente a raíz del proceso de posconflicto”, ponen en riesgo a activistas y defensores de derechos humanos.

“Las cifras lamentablemente son porfiadas (…) las cifras oficiales dan cuenta de un incremente de 2015 hasta la fecha de alrededor de 25 % o 30 % cada año”, puntualizó




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook