Mujer se somete a cirugía por un quiste y los médicos encuentran algo inesperado


Imagen ilustrativa Unsplash.

Los dolores menstruales no siempre son buenos, más bien no son normales y por tal motivo es indispensable que ante esta anomalía puedas realizar una visita a tu médico lo antes posible para descartar cualquier anomalía porque desafortunadamente Calle Hack una mujer que radica en Chicago, vivió a lo largo de 17 años padeciendo fuertes dolores durante su menstruación. 

En una entrevista para Women’s Health, la mujer mencionó que cada mes sufría demasiado pero nunca se tomó el tiempo para ir al médico y comenzó a ver ese proceso como algo normal. 

“Tenía dolorosas convulsiones, desvanecimientos e inflamación intensa eran lo típico de mis primeros días del ciclo. Las cosas empeoraron a los veintitantos. Cada 60 días más o menos tenía que tomarme la baja”, explicó. 

Pues no podía seguir con sus actividades normales debido a los fuertes dolores abdominales que le llegaban a quitar hasta el aliento. 

Imagen ilustrativa Unsplash.

“Mis reglas llegaban como una bola de demolición cada mes desde que cumplí los 15 años”, señaló Calle. 
Cuando acudió al médico, nunca le dijeron que ese fuerte dolor se trataba de algo terrible… crecía un pequeño monstruo dentro de ella como así lo menciona. 

Fue hasta que llegó con la ginecóloga, Megan Sheldon quien le realizó un ultrasonido y descubrió que lo que Calle tenía era un problema de ovárico, incluso mediante el ultrasonido, la especialista le hizo ver a la joven que lo que tenía era un quiste dermoide en el ovario derecho, motivo por el cual lo más conveniente era extirparlo. 

Lo sorprendente es que ese quiste venía acompañado de pelo y dientes. 

La especialista mencionó que este tipo de formaciones es posible y sí existen, incluso es un tumor benigno que se conoce como teratoma o ‘tumor monstruoso’. 

¿Cómo surge?
Se producen cuando las células embrionarias permanecen sin desarrollarse en el cuerpo y posteriormente se activan, provocando un crecimiento anómalo de tejido: de pelo y dientes, como le ocurrió a Calle, pero también de piel y hueso en otros casos los cuales son menores pero que se pueden presentar. 

El tumor de Calle era muy grande, aproximadamente del tamaño de una naranja y por lo tanto sufría fuertes dolores cada mes. 

En este caso, la ginecóloga le mencionó a Calle que tuvo mucha suerte de solo tener dolores porque en otros casos el quiste dermoide llega a volverse cancerígeno o hasta puede matar al propio ovario debido a que obstruye la circulación de oxígeno. 

Imagen ilustrativa Unsplash.

Después de cuatro meses de su extirpación, Calle señala que ahora los dolores desaparecieron y que incluso ya puede dormir mejor y su vida dio un giro drástico. 

Finalmente exhortó a la mujeres a no dejar pasar desapercibidos los dolores, es más dijo que ante cualquier dolor siempre deben acudir al médico porque la prevención es lo más importante. 

  • Sorprendente
  • enfermedad
  • dolores menstruales
  • ovario
  • quiste dermoide



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook